Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Martes 20 de Noviembre de 2018

Prohíben a pastor evangelizar en cárceles de Londres

Song, que nació en Corea del Sur, cuenta que sufrió abusos raciales y fue atacado por su fe cristiana por los militantes islámicos.

  • Pastor    
  • 19 sep 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

LONDRES, REINO UNIDO.- Un capellán cristiano se vio obligado a dejar de ofrecer clases de Biblia en una cárcel de Londres, después de que los musulmanes tomaron su posición. El pastor Paul Song fue recientemente reincorporado por la prisión HMP Brixton masculina, después de una revisión independiente.

El pastor fue inicialmente alejado tras ser acusado por un capellán musulmán de ser un “terrorista”, según el sitio británico The Mail.

Song, por otro lado, afirma que los jihadistas radicales “que apoyaron al Estado Islámico”, tomaron sus clases bíblicas e influenciaron el funcionamiento de la prisión.

“Mis cursos eran a menudo interrumpidos, dos o tres de ellos venían a mis clases y hablaban sobre cosas diferentes, como las acciones de hombres-bomba que podrían ser justificadas, no había nada que yo pudiera hacer”, recordó.

Song, que nació en Corea del Sur, cuenta que sufrió abusos raciales y fue atacado por su fe cristiana por los militantes islámicos. “Era obsceno”, dijo el capellán. Añadió que otros capellanes voluntarios fueron expulsados ​​por los radicales.

Los presos decían para que se convirtieran al islamismo para la protección.

“Mis colegas no aguantaron más”, dijo Song. “Mis clases a menudo se interrumpían, a veces los presos hablaban abiertamente en apoyo al Estado Islámico y a los hombres bomba, y no había nada que pudiera hacer al respecto. Ellos hablaban con tanto odio del Reino Unido que estaba asustado”.

Actos de violencia

El pastor también reveló que fue tocado en la parte de atrás de la cabeza, ridiculizado y radicalmente abusado en otras ocasiones. También escuchó historias de otros prisioneros siendo golpeados y forzados a convertirse al Islam.

“Ellos también intentaron convertirme, ellos gritaban en mi cara, cosas árabes como ‘Allahu Akbar’ (Alá es grande) y también criticaron al cristianismo, comparándolo desfavorablemente al islam”, describió Song.

“Un día yo estaba caminando por una sección de un ala que albergaba a muchos de los prisioneros musulmanes cuando uno de ellos vino a mí detrás y me golpeó fuerte en la espalda, todos estaban riendo llamándome cristiano loco, fue muy aterrador”, contó.

Fue el imán islámico Mohammed Yusuf Ahmed que acusó al predicador evangélico de extremismo en sus cursos, lo que llevó a la prisión de Brixton, inicialmente a sacarlo de su cargo en la prisión. Song habló sobre el material de enseñanza en cuestión.

“Ellos son cursos regulares usados ​​por iglesias en todo el mundo. El imán dijo que quería ‘cambiar la dominación cristiana’ dentro de la prisión. Andrea Williams, del Centro Legal Cristiano, que ha defendido a los siervos de Dios en varios casos que se enfrentan en el Reino Unido, argumentó que marcar al pastor como un extremista “desafiaba la creencia”.

“Es maravilloso ver justicia”, añadió Williams sobre la reintegración del pastor. Un portavoz del Servicio Prisionero respondió a las últimas acusaciones de Song, divulgando una breve declaración: “No hay absolutamente ninguna evidencia para apoyar alegaciones relacionadas con el comportamiento.

Le puede interesar: Buscan un millón de intercesores para orar por no alcanzados

[ Fuente: Christian Post ]