Israel

Padres judíos rechazan circuncidar a sus hijos como señal del primer pacto

Una encuesta revela que un 97% de israelíes judíos ha quitado el prepucio a sus hijos. En un 78% de los casos, por considerarlo una tradición judía básica; en un 13% por motivos sanitarios; y en un 9 porque «todos lo hacen» o para evitar que el niño sufra vergüenza por ser incircunciso.

Un número aún pequeño, pero creciente, de israelíes está optando por no circuncidar a sus hijos, mostrando una clara ruptura con la tradición milenaria en la que para pertenecer al pueblo escogido, antes tenía que ser circuncidado como señal del pacto, tal como lo hizo Abraham con su hijo Isaac.

Al rechazar este pacto este grupo mínimo de judíos, prácticamente poco a poco será denigrado del estatus social y hará que sus familia se enfrenten entre sí.

En Israel no existen datos oficiales sobre el alcance del «Brit Milá», nombre hebreo que recibe la circuncisión judía, efectuada por cientos de rabinos ultra-ortodoxos llamados «mohelim» que en octavo día del nacimiento del niño varón lo circuncidan.

Una encuesta revela que un 97% de israelíes judíos ha quitado el prepucio a sus hijos. En un 78% de los casos, por considerarlo una tradición judía básica; en un 13% por motivos sanitarios; y en un 9 porque «todos lo hacen» o para evitar que el niño sufra vergüenza por ser incircunciso.

La inmensa mayoría de los israelíes seculares –no creyentes- en Israel se someten a esta práctica, que comparte con en el Antiguo Egipto y los musulmanes. «Es un precepto interiorizado desde hace generaciones que, hasta entre los más seculares, ha permanecido como el signo más básico de identificación como judío”, dice Andrew Sacks, mohel, rabino líder del judaísmo conservador en el país desde 1983.

Sin embargo, en Israel los «rebeldes» han pasado en dos décadas de la práctica inexistencia a contarse en varias decenas de miles, explica Ronit Tamir, fundadora de Kahal, un grupo que tiene por fin apoyar a los padres que deciden no circuncidar a sus hijos.

Fuente: EFE. Edición: ProtestanteDigital.com

close

Ah, hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial de NoticiaCristiana.com en tu bandeja de entrada, todos los días.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Leave a Comment

You may also like

Blogs Sociedad

4 señales que muestran que estás resistiendo al Espíritu Santo

post-image

NOTICIACRISTIANA.COM.- Con demasiada frecuencia ignoramos el poder del Espíritu que nos fue dado por medio de Cristo. ¡Recuerde que este es el mismo Espíritu que resucitó a Jesús de entre los muertos!

Isaías 11: 2 describe el Espíritu que reposó sobre Jesús, el Espíritu que también nos fue dado: “Sobre él reposará el Espíritu del SEÑOR, Espíritu de sabiduría y de entendimiento, Espíritu de consejo y de poder, Espíritu de conocimiento y temor del SEÑOR ”.

Cuando tenemos tanta sabiduría y entendimiento a nuestra disposición, tal poder y fuerza, ¿por qué resistimos la dirección del Espíritu? La mayoría de las veces es porque nuestra carne canta siniestras canciones de cuna en un intento de adormecernos de las impresiones del Espíritu. 

La buena noticia es que, podemos optar por caminar por el Espíritu. Porque aunque la carne es engañosa y persistente, el…

Read More
Blogs Sociedad

¿Qué hacer cuando descubre a su pareja mirando porno?

post-image

NOTICIACRISTIANA.COM.- Por lo general, no se descubre a través de la confesión. En su lugar, tropezó con su computadora o teléfono. Y encontró imágenes de mujeres desnudas y sitios web pornográficos a los que fue.

Es una patada en el estómago. Es un golpe bajo. Te sientes traicionado, después de todo tuviste el matrimonio perfecto. Te casaste con un chico cristiano. Pensaste que solo tenía ojos para ti. Le han mentido. Pero lo que es peor, siente que sus votos matrimoniales han sido violados. Tu amor había sido violado.

Luego vienen las emociones de rabia, dolor, ira y sentimientos de insuficiencia. Millones de preguntas pasan por tu cabeza: ¿Estoy lo suficientemente en forma? ¿Necesito bajar de peso? ¿No le digo que lo amo lo suficiente? Sexo, ¿no se lo estoy dando lo suficiente?

Desafortunadamente, usted no es el único/a cuyo matrimonio ha sido violado por la pornografía. Sin embargo, no es…

Read More
Blogs Sociedad

¿Quién puede tomar la Santa Cena según la Biblia?

post-image

NOTICIACRISTIANA.COM.- En casi todas las iglesias existe una forma distinta de tomar la Santa Cena, pese a que utilizan la misma Biblia. El modo de hacer la ceremonia puede cambiar según la religión.

Hay iglesias donde la comunión la llaman mesa abierta y en donde cualquiera puede participar, independientemente de su ‘status’ religioso.

Sin embargo, la mayoría de las iglesias coinciden en ciertos puntos sobre quiénes deben tomar la Santa Cena. Por ejemplo, la mayoría cree que deben tomarla quienes tengan al menos una profesión de fe en Cristo, otro punto compartido es que el destinatario no esté viviendo un pecado continuado sin arrepentimiento, otras iglesias requieren que la persona estén bautizadas, informa Gotquestions.

¿Quiénes pueden participar?

La Biblia dice que la persona debe practicarse un examen…

Read More
Blogs Sociedad

¿Dios perdona los pecados si los sigues cometiendo?

post-image

NOTICIACRISTIANA.COM.-  Preguntarse si Dios perdona nuestros pecados si los seguimos cometiendo, tiene mucha lógica aunque poca afirmación bíblica.

La lógica de la cual parte esta pregunta, nos dice que si te arrepientes cambias porque ya estás consciente del error. Pero va más allá.

Es importante recalcar que los seres humanos cometemos errores y podemos hacerlo múltiples veces. En algunas oportunidades cada persona lleva una lucha por cambiar algo que no le gusta de sí mismo, y eso implica caer y levantarse en múltiples ocasiones a pesar de arrepentirse.

Debemos profundizar en la Escritura sobre cómo funciona el perdón de Dios. El nuevo pacto dice que “Dios perdonará nuestra maldad” y “no se acordará más de nuestros pecados”, indicó el pastor principal de Calvary of Neosho, MO, Mike Leake, en un artículo de Crosswalk.