Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Lunes 21 de Enero de 2019

Anne Graham tras perder cabellos en quimioterapia: “Dios no mira apariencias”

Anne explica que el apóstol Pablo reiteró este principio cuando dijo a los corintios que sus vidas eran como “vasos de barro” en los que Dios derramó la gloria de su vida y carácter.

  • Ministros    
  • 22 Nov 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

    EE.UU.- La evangelista Anne Graham Lotz, hija de Billy Graham, agradece a Dios por ganar el día a día en su batalla contra el cáncer. Ella llegó a la etapa de la quimioterapia y su cabello se cayó. Viviendo esta etapa de la vida, ella usó 1 Samuel 16: 7, que dice: “El hombre mira hacia la apariencia exterior, pero el Señor mira hacia el corazón”.

    Anne cuenta un episodio de su vida donde ella necesitó usar su fe parar vencer otro desafío.

    “Fue en el verano de 1986, cuando fuimos robados. Nuestra casa fue invadida, y todo de valor fue tomado cerca de seis semanas antes de hablar en el Congreso Internacional para Evangelistas Itinerantes en Ámsterdam, Holanda”, dijo.

    “Yo estaba sin muebles, cámaras, las cosas que mi abuela me había dejado y todas mis joyas. Cuando llegó la hora de quedarme en la tribuna para hablar a los diez mil evangelistas de todo el mundo que estaban sentados delante de mí, yo estaba muy consciente de que lo que tenía para ofrecerles no tenía nada que ver con los elementos que me habían robado “, puntuó.

    “Si hubiera alguna bendición, cualquier aliento, cualquier palabra del Señor para esta reunión de hombres y mujeres, vendría de las horas que pasé en oración y en el estudio de su Palabra.

    Yo sabía que mi verdadero tesoro estaba del lado de adentro”, explicó la evangelista.

    Anne explica que el apóstol Pablo reiteró este principio cuando dijo a los corintios que sus vidas eran como “vasos de barro” en los que Dios derramó la gloria de su vida y carácter. La evangelista aclara: “En otras palabras, desde el exterior podemos parecer ordinarios, pero en el interior Dios ve un reflejo de sí mismo”.

    Pérdida

    “Me acordé de una manera muy nueva y personal como resultado de la pérdida de cabello debido a la quimioterapia. Cuando mi cabello empezó a caer en grandes cantidades, fui a mi amado hermano Doug David, dueño de The Douglas Carroll Salon. “Miré a su esposa, a mis hijas y dos de mis nietas, que ayudaron a hacer un evento que temía en algo realmente divertido”, dijo.

    “Bajo sus ojos atentos y con sus comentarios afirmativos, él raspó mi cabeza. Para aquellos de ustedes que pasaron por eso, ustedes saben que también es un trauma humillante. ¡Yo estaba casi sorprendida, al oír el sonido familiar de mi propia voz desde la cara bajo la cabeza torcida que vi reflejada en el espejo del salón! Mi reacción inmediata fue citar las palabras de Dios: que Dios mira al corazón, no a la apariencia externa. Estoy muy agradecida”, compartió.

    “Pero por supuesto, porque miramos la apariencia externa, Doug cortó y estilizó una peluca que una nueva amiga, Melinda Alba de New Beginnings en Sugarland, Texas (EEUU), le había encontrado para mí. Ella buscó una peluca que tenía la longitud y el color adecuado para combinar con la mía”, finalizó Graham.

    Le puede interesar: Venezuela entrará a lista de “patrocinadores del terrorismo”


       Lo más leído