Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Lunes 24 de Septiembre de 2018

Judía de 101 años acepta a Jesús como Salvador

El ministerio muestra la importancia de la perseverancia en la evangelización

  • Evangelismo    
  • 5 mar 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

NUEVA YORK, EE.UU.- El ministerio “Judíos por Jesús” es la misión más activa en el mundo en la evangelización de los descendientes de Abraham, Isaac y Jacob. Fundada en 1973 por Martin Rosen, un judío que reconoció a Cristo como su Mesías y se convirtió en pastor bautista, la misión está presente en varios países (incluido Israel) y cuenta con más de 200 misioneros a tiempo completo.

El sitio oficial del ministerio suele publicar testimonios de judíos que se han convertido, siempre cambiando los nombres para proteger la identidad de esas personas que a menudo están sometidas a persecución dentro de sus comunidades.

La historia verídica narrada el primer día de marzo da cuenta del trabajo de la misionera Susan Perlman, directora adjunta de “Judíos por Jesús”. Viviendo en San Francisco, California, atravesó el país en avión para visitar a Cynthia, una judía de 101 años de Nueva York.

Ellas ya venían hablando por teléfono y por internet hace unas semanas. Cuando Susan escuchó que Cynthia estaba lista para tomar una decisión, tomó el primer vuelo para sostener las manos de la anciana mientras ella hacía la oración confesando a Yeshua (Jesús) como su Mesías y Salvador.

El contacto de la centenaria señora con la misión evangélica se produjo por intermedio de Lisa, ahijada de Cynthia, que había recibido a Jesús y lo compartió con la madrina. Después de la decisión de Cynthia ella pasó a ser acompañada por Shoshanah (una de las misioneras de la base en Nueva York), que inmediatamente comenzó a estudiar la Biblia con la nueva convertida que, debido a la edad, tiene necesidades especiales.

Este testimonio está siendo divulgado por la misión no sólo por ser una bella historia, sino también por ser un recordatorio sobre la importancia de la perseverancia en la evangelización. No hay una edad límite para que alguien pueda decidir quedarse al lado de Cristo y pasar con él toda la eternidad.

[Fuente: Jews For Jesus ]