Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Lunes 24 de Septiembre de 2018

Joven satanista se convierte a Cristo después de recibir oración

Hoy, convertido, Benedict cuenta a las personas como se dio su transformación de vida. En una entrevista a la BBC

  • Evangelismo    
  • 23 abr 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

Cuando Benedict Atkins era adolescente, fue llevado al mundo de las drogas, alcohol, sexo y satanismo. Él usaba esos mecanismos para enfrentar situaciones difíciles en su edad. Pero un día él encontró algo que le llenó de verdad, el Evangelio de Cristo.

Hoy, convertido, Benedict cuenta a las personas como se dio su transformación de vida. En una entrevista a la BBC, el ex satanista relató cómo Cristo lo rescató de un pacto diabólico para darle la salvación.

Ahora él es un evangelista y sirve a Dios.

Cuando era niño, solía ir a la iglesia con sus padres cristianos. A pesar de eso, él estaba creciendo con mucha rebelión. A los 12 años pasó a escuchar death metal y a consumir alcohol, drogas y tener una vida sexual activa.

Benedict entró en el mundo del satanismo a los 15 años, cuando encontró una biblia satánica en la casa de un amigo. Los satanistas viven una vida llena de hedonismo, atienden a todos sus placeres y deseos.

Ellos siempre están alimentando su ego. “Colocarse siempre en primer lugar, sin preocuparse por los demás, es algo solitario”, dijo Benedict. El satanismo se ha vuelto algo muy presente en su vida.

Sus amigos y familiares tenían miedo. Benedict dejó de ser bastante popular y pasó a no tener amigos. Una noche, él soñó que el diablo le decía: “Usted terminará sus exámenes y después morirá”. Pero cuando llegó la hora, él no murió.

Así se dio cuenta de que el diablo era un mentiroso. Luego, algunos amigos lo invitaron a una actividad en la iglesia. Benedict accedió a ir con la única intención de encontrar a las chicas. A pesar de eso, él acabó siendo transformado por el poder de Dios.

Un extraño se ofreció a orar por él. “Mientras él estaba orando por mí, sentí paz en mi cuerpo”, recordó Benedict. “Entonces, el hombre dijo que, aunque creía que no había esperanza en mi vida, Dios tenía un plan para mí y que Satanás era un mentiroso”.

Desde aquel momento en adelante, él experimentó la verdadera libertad y felicidad y dejó de ser un satanista. Entonces Benedicto decidió entregarse a Cristo. Él abandonó todas las prácticas pecaminosas y satánicas. A los 20 años conoció a su esposa, Sarah, en la iglesia, y ellos se casaron hace tres años.

Después de terminar la universidad, él consiguió un empleo en Londres para ayudar a los disléxicos. Benedict hizo estudios bíblicos en la Universidad de Nottingham y hoy actúa como pastor de una iglesia local.

[ Fuente: BBC ]