Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Lunes 17 de Septiembre de 2018

Comerciante cristiano pierde empleo por predicar el evangelio

Ex-presidiario, se convirtió mientras estaba en la cárcel. Para él, los folletos eran una forma de compartir su fe en Cristo.

  • Evangelismo    
  • 28 jul 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

INGLATERRA, REINO UNIDO.- Un comerciante cristiano fue prohibido participar en un mercado callejero en Chichester, en el sur de Inglaterra. Steve Loha tenía una banca en el lugar hace 15 años. Además de vender relojes y fundas o covers para teléfonos móviles, recientemente comenzó a dar folletos evangelísticos a los clientes.

Ex-presidiario, se convirtió mientras estaba en la cárcel. Para él, los folletos eran una forma de compartir su fe en Cristo.

Sin embargo, uno de sus clientes reclamó a la dirección del mercado que el contenido era “homofóbico”.

“Muchas personas estaban tomando la literatura. “Ellos estaban oyendo las buenas nuevas”, explicó en un vídeo grabado por la ONG Christian Concern. “Algunas personas leían y luego vinieron a hablar, pedían oraciones, era como un ministerio”, resalta Loha.

Él cree que su evangelismo incomodaba a algunos de los comerciantes. En mayo de 2017, un hombre abrió una queja formal porque uno de los folletos dados por Loha trataba la homosexualidad como pecado.

El gerente del Mercado Abierto de Chichester, Brian Nunan, fue comunicado del material ‘ofensivo’ y decidió rescindir la licencia de Loha.

Incluso si se ofrecía para pedir disculpas por cualquier ofensa, el vendedor cristiano oyó que “el material era extremadamente homofóbico e inaceptable” y que “el fanatismo religioso debería ser erradicado”.

Impedido de trabajar, Loha entró en un proceso ante el Tribunal del Condado de Chichester. Después de más de un año de espera, el pasado viernes (19), finalmente el juez distrital Mark Harvey le dio la causa.

Él recibió apoyo del Centro Legal Cristiano, el cual alegó ante el tribunal que, en el Reino Unido, “hostilidad por orientación sexual no es un delito en sí”. En otras palabras, la llamada “homofobia” no es un crimen pues no hay violencia.

Para Loha, todo lo que ocurrió fue muy embarazoso. “Todo en mi vida es conducido por Jesús. Dejé mi vida de crimen y lo recomiendo como un pequeño emprendedor honesto, acabé siendo tratado como un criminal de nuevo. Esto ocurrió simplemente porque yo quería testimoniar mi fe”, lamentó.

Con la decisión del juez, él podrá volver a trabajar en el Mercado Abierto de Chichester, pero la lucha no terminó, pues el gerente apelará.

El Centro Legal Cristiano continuará acompañando el caso. En una nota, afirmó que “Steve Loha representa algunas de las cosas más preciosas de la humanidad, un hombre honesto y trabajador, un evangelista valiente que llama a otros a un genuino arrepentimiento de sus pecados. Se merecía la justicia, y estamos vamos a seguir luchando por ella”.

[ Fuente: Christian News]