nav
Lunes 20 de Agosto de 2018

Hombre que era conocido como “diablo” abandona satanismo tras escuchar Evangelio

El misionero reveló que este hombre, identificado por él como Pedro, se entregó a Jesucristo y se hizo cristiano

  • Evangelismo    
  • 14 jul 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

LIBERIA, ÁFRICA.- Aunque una gran parte de la población de Liberia es cristiana, prácticas satánicas son todavía muy vivas en esta sociedad. Este era el caso de una comunidad liberiana, que pasó a vivir un nuevo contexto después de que misioneros llevaron el Evangelio en la región.

Helen Williams,de la Organización Mundial de la Prensa Misionera dijo que la comunidad – no revelada localización – se había convertido en una fortaleza para las actividades satánicas.

“Los cristianos de allí estaban realmente preocupados por entrar en esa región”, dijo Helen al sitio web Mission Network News, que relató los acontecimientos vividos por un misionero de su organización.

“Él [el misionero] estaba en el país y decidió visitar la ciudad. Entonces él entró en esta ciudad, y encontró a ese hombre, sentado frente a una tienda. Él dijo: ‘Yo me senté junto a él, le prediqué el Evangelio, hablé sobre el cielo y el infierno. Nosotros dos sabíamos que muchos en la ciudad nos estaban observando a la distancia.

Cuando salí, él se rio y me ridiculizó públicamente”, cuenta.

“Al cabo de un mes después, me encontró en otra ciudad. Comencé a acercarme a él en una moto, mientras él seagitaba frenéticamente en la carretera. Él me pidió parar. Él dijo: ‘Necesitamos conversar. Yo quiero saber más sobre Dios, el cielo y el infierno. Nos sentamos y conversamos. Recordé nuestro tiempo frente a la tienda y él dijo: ‘Sí, yo sólo estaba riendo desde el exterior’, relata el misionero.

El misionero reveló que este hombre, identificado por él como Pedro, se entregó a Jesucristo y se hizo cristiano. “Él viene a nuestra base para recoger los materiales de entrenamiento que imprimimos para llevarlo a la iglesia que él frecuenta en aquella ciudad”, observa.

Helen cree que este es un verdadero testimonio del poder de la Palabra de Dios para derribar fortalezas espirituales. “Creo que es una demostración maravillosa de que no hay nadie más allá de la gracia de Dios”, afirma.

La osadía del evangelio

Helen observa que el Evangelio alienta a los cristianos a tener coraje; por lo que el misionero no tuvo miedo del “diablo”. “Esa osadía viene del mensaje que ellos cargan. Creo que esta es la mayor demostración para las personas que están bajo estos gobernantes y satanistas, sintiendo miedo, siguiendo una falsa enseñanza y negando a Dios”.