nav
Miércoles 13 de Diciembre de 2017

Cerca de 25 mil cristianos oran en calles de Buenos Aires

La multitud ‘marchó por Jesús’ en las calles de Buenos Aires y también oró por los oficiales del submarino desaparecido y sus respectivas familias.

  • Noticias Locales Cristianas    
  • 29 nov 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

BUENOS AIRES, ARGENTINA.- El sábado pasado (25), los cristianos afiliados de cientos de iglesias evangélicas salieron a las calles de la capital de Argentina, Buenos Aires, para celebrar el nombre de Jesús, orar por su país y pedir más libertad religiosa.

Muchas federaciones y cerca de 100 consejos pastorales participaron del evento “Marcho por Jesús”, que contó con cerca de 25 mil personas llenando las calles de la ciudad.

“Hemos venido para compartir el amor de Dios y la esperanza de Él con otras personas”, dijo un representante del evento.

Es “la fe en Jesús” lo que “hace que nosotros, como cristianos, seamos parte de aquellos que sueñan con un país mejor y se unen a los demás en la construcción genuina que necesita que todos crezcamos en unidad”, dijeron los organizadores.

La marcha comenzó en la Plaza de Mayo y terminó en la Plaza del Congreso. En este momento final, un culto de adoración también conmemoró el 500 aniversario de la Reforma Protestante, que comenzó con Martín Lutero, en Alemania.

Los participantes también cantaron canciones de adoración y oraron por los parientes de los 44 oficiales que están desaparecidos con el submarino ARA San Juan que misteriosamente perdió contacto con su base.

Durante la marcha se pidió  “más libertad religiosa” también pudo verse en la multitud de la Marcha al alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta quien visitó el evento.

En octubre, el “Día de las Iglesias Evangélicas” fue oficializado en la región. El presidente de Argentina, Mauricio Macri, elogió la “cultura de trabajo y solidaridad” de los evangélicos.

La Marcha para Jesús fue realizada por primera vez en 1994 y desde entonces, ha sido un evento anual en la ciudad. Jóvenes miembros de las diversas iglesias evangélicas de Buenos Aires también organizaron un flashmob para la Marcha.