Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.-  El pastor Masood y un grupo de jóvenes de la iglesia en Bangladesh, decidieron salir por las aldeas a predicar el evangelio entre las personas que allí se encontraban y distribuir material bíblico.

En el lugar se encontraba un joven discapacitado, de 18 años, que apareció arrastrándose junto a la puerta diciendo “¡Son del pueblo del Señor! ¡Traen la verdad! ¡Por favor, no los golpees!”, refiriéndose al pastor y sus misioneros.

En ese momento, había mucha conmoción, el joven discapacitado nunca antes había hablado, el pastor Masood aprovechó esa oportunidad para predicar el Evangelio de Cristo, y puso sus manos sobre la cabeza del joven discapacitado y oró.

La madre del joven prácticamente cayó de rodillas frente al pastor Masood, extendió la mano y luego se aferró con fuerza a su pierna, llorando en voz alta pidiendo perdón.

Su esposo, se había quedado  inmóvil ante aquella escena, y de repente  miró al pastor Masood como si fuera un ser divino.

El pastor, por supuesto, no tenía idea de lo que estaba pasando. En voz baja y reverente, alguien le dijo que el joven discapacitado nunca había hablado antes.

¡No es de extrañar que todos estuvieran asombrados! El pastor Masood los consoló y calmó con la paz de Cristo, y luego compartió algunas de sus propias experiencias con Jesús.

“Un milagro”

Pronto, el joven, que antes se arrastraba, se levantó lentamente y se enderezó. “Los aldeanos, asombrados, empezaron a creer que ellos ciertamente venían enviados del cielo”, luego organizaron una reunión de oración y esa noche, muchos fueron sanados. 

Todos los presentes estaban asombrados por lo que había sucedido, incluso temían acercarse al pastor pues decían que eran seres divinos.

Sin embargo, el pastor seguía predicando  junto con los jóvenes que le acompañaban, explicó cómo Jesús fue crucificado para salvar a todas y cada una de las personas del pecado y la muerte.

“Jesús es el sanador poderoso, y los milagros que acababan de presenciar fueron hechos por Su mano”, expresó.

Al final de la prédica los 120 aldeanos que se encontraban allí habían aceptado a Cristo en sus vidas y ahora hacían parte del Reino de Jesús.

El pastor Masood, su equipo y la iglesia siguen repartiendo Biblias y predicando la palabra de Dios en los lugares donde se les requiera.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM.- Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse al boletín informativo y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.