Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.- Linda Thomas-Greenfield, la embajadora de Estados Unidos, confirmada por el presidente Joe Bidenante ante la ONU, dijo que no utilizará su fuerza diplomática para defender a los cristianos perseguidos en todo el mundo.

La evaluación que están haciendo los grupos que monitorean la situación de la Iglesia perseguida, es que los comentarios recientes de la embajadora Linda Thomas-Greenfield (señalados por Biden en la foto) indican perspectivas sombrías.

En celebración del Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial de la Asamblea General de la ONU, reprendió a China y Myanmar por cometer genocidio contra sus minorías musulmanas y luego se refirió al tema del racismo en los Estados Unidos.

Después de una larga introducción al “pecado original” de la esclavitud, habló sobre “los asesinatos sin sentido de George Floyd, Breonna Taylor y tantos otros estadounidenses negros que encendieron […] un movimiento que se extendió por todo el mundo: Black Lives Matter”.

Linda agregó otro eslogan progresista a su discurso, diciendo que es necesario “desmantelar la supremacía blanca en cada paso”.

La persecución de los cristianos en Oriente Medio y su masacre en los países africanos, estuvo visiblemente ausente en sus comentarios, al igual que la situación de severa restricción que enfrentan los cristianos en China.

Principios de EEUU

Promover la libertad religiosa y prevenir la persecución de grupos religiosos minoritarios en el extranjero, se ha convertido en una parte fundamental de la política exterior de Estados Unidos, a través de la Ley de Libertad Religiosa Internacional, promulgada en 1998.

El columnista de The Christian Post , Hedieh Mirahmadi, publicó un artículo evaluando la situación y recuerda que la ley crea un Embajador General para la Libertad Religiosa Internacional, junto con una Comisión de Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional (USCIRF) independiente y bipartidista, que monitorea la libertad de religión y creencias en el extranjero y hace recomendaciones de política al Presidente, al Secretario de Estado y al Congreso.

“Habiendo trabajado en círculos políticos en la capital estadounidense desde el inicio de la Comisión en 1998, participé en muchas mesas redondas sobre libertad religiosa en países de mayoría musulmana, escribí informes de investigación sobre las diversas causas del problema y viajé en representación de el Departamento de Estado de Estados Unidos para discutir estos temas con las comunidades locales”, comentó el columnista.

Una ex musulmana, Hedieh Mirahmadi conocía el Evangelio y se entregó a Jesucristo. Ahora, con todo su conocimiento de la escena de la libertad religiosa en el mundo, se dedica a un ministerio evangelístico y un podcast devocional diario.

“Irónicamente, el enfoque de la política estadounidense generalmente ha estado en los derechos de los radicales islámicos a practicar libremente sus creencias religiosas, en lugar de ampliar la protección a los cristianos. Aunque yo era musulmán en ese momento, estaba profundamente preocupado por esto, porque significaba que los extremistas islámicos ganarían prominencia, lo que tuvo el resultado predecible de un aumento del terrorismo”, relató Mirahmadi.

Progresismo en la agenda

La tendencia a que los cristianos no reciban atención del gobierno es una característica del Partido Demócrata, ya que bajo la administración de Obama, “todo el campo de la libertad religiosa era insuperable en temas LGBTQ y el puesto de embajador general permaneció vacante por más de dos años”, dijo el columnista.

“La entonces subsecretaria para África, la embajadora Linda Thomas-Greenfield, incluso abogó por reducir los fondos para las agencias en Uganda y Nigeria que discriminaban a la comunidad LGBTQ”, agregó.

“Se produjo un cambio notable durante la administración Trump . El exsecretario de Estado Mike Pompeo elevó la Oficina de Libertad Religiosa Internacional, a reportar directamente al Subsecretario de Seguridad Civil, Democracia y Derechos Humanos y el Embajador General reportaría directamente al Secretario de Estado.

Durante los años de Trump, “los comisionados han testificado repetidamente ante el Congreso sobre la difícil situación de los cristianos en África y el Medio Oriente, y han abogado por políticas más estrictas para estas naciones”, recordó Hedieh Mirahmadi.

Finalmente, encontró que la nueva postura de Estados Unidos podría empeorar el escenario de persecución religiosa en lugares donde los cristianos son minoría.

“Las vidas de estas personas están en grave peligro. Más de 340 millones de cristianos enfrentan altos niveles de persecución y discriminación, mientras que el número de cristianos asesinados por su fe ha aumentado en más del 60% desde el año pasado. Además, si el primer discurso oficial de Thomas-Greenfield es un termómetro de lo que está por venir, la persecución cristiana puede golpearnos la espalda”, lamentó.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM – Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse al boletín informativo y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.