Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

Javier Sánchez, hijo de una pastora evangélica hondureña, fue encontrado muerto en la colonia Bosques de Altiplano, a pocos minutos de la colonia Pizzaty.

Lamentablemente este es otro miembro de la iglesia evangélica de Honduras que muere pues recientemente publicamos que en este país asesinaron al pastor Roberto Marroquín, un servidor de Dios muy querido por la comunidad evangélica hondureña.

Según El Heraldo de Honduras, sujetos fuertemente armados raptaron y le quitaron la vida a Javier Enrique Sánchez Osorto, hijo de la pastora evangélica Gladys Osorto, que dirige el ministerio Restauración en esta ciudad.

El sucedo ocurrió a eso de las 9:15 de la mañana, cuando dos sujetos en un turismo rojo se llevaron por la fuerza a Javier Enrique Sánchez Osorto, a quien mataron en la colonia Bosques de Altiplano, a pocos minutos de la colonia Pizzaty.

El cuerpo del joven -tenía 33 años de edad-, presentaba varios balazos y se observaba una cabuya sobre su rostro. El agente policial Ariel Figueroa dijo que los vecinos del lugar no habían brindado mayores informaciones.

Hasta el momento la Policía hondureña no ha atrapado a los asesinos y tampoco han encontrado la causa por la cual mataron al hijo de la pastora Gladys Osorto.