Acusan a iglesia católica de expropiar a los españoles

Policial/Judicial

NOTICIACRISTIANA.COM. –Asociaciones de ciudadanos civiles en España, acusan a la Iglesia católica de expropiarles, entre 1948 y 2015, de más de 34 mil bienes que pertenecen al pueblo español, informó Sputkni News.

Según los ciudadanos organizados, la iglesia se apoderó en ese período de plazas, calles, viviendas, terrenos y obras Patrimonio de la Humanidad.

La Mezquita de Córdoba, la Giralda de Sevilla, la Catedral de Burgos son todas Patrimonio de la Humanidad, tal como lo declaró la Unesco, y todas, propiedades de la Iglesia católica.

Pagos absurdos

Medios locales señalan que la apropiación de la Mezquita de Córdoba la Iglesia costó 30 euros, equivalente al costo de un taxi del centro de Madrid al aeropuerto o al precio de 6 cajetillas de tabaco.

Las apropiaciones indebidas comenzaron en 1946.

El entonces gobierno de Francisco Franco promulgó una Ley Hipotecaria que entregó privilegios a la jerarquía católica.

«Esa Ley Hipotecaria decía que si el obispo de turno va al registro de propiedad puede poner a su nombre lo que el obispo diga. Así. Tal cual», explica Juan José Picó, vocero de la asociación Europa Laica.

Basados en ley, los obispos españoles empezaron a registrar a su nombre todos los bienes que consideraran de su interés.

«Fue un expolio contra el pueblo español, evidentemente. Es un problema de Estado con el que ningún partido político ni la Constitución ni nadie se ha metido», advierte Picó.

Aznar dio más concesiones

La situación se agravó en 1998, cuando el presidente José María Aznar, promulgó una nueva Ley Hipotecaria que permitía a la Iglesia Católica inscribir como propiedades suyas los templos destinados al culto católico.

Así se apropiaron de la Mezquita de Córdoba, y otras iglesias de gran valor arquitectónico, histórico y cultural.

«La Iglesia católica podía ir al Registro de Propiedad y decir ‘ese piso es mío’ y ‘¿por qué es suyo?, ¿dónde está la escritura?’, y ellos decían ‘no, es que es mío’. No tenían que acreditar ningún documento, solo su palabra. Ningún particular podría hacer algo así».

Denunciaron que además de apropiarse de las obras de mayor interés cultural, arquitectónico y turístico, la Iglesia católica se lucra de ellas.

Mantenimiento lo costea el Estado

Para ingresar a la Mezquita de Córdoba, se debe pagar unos 10 euros de entrada por persona. Tan solo en el año 2019 más de dos millones de personas la visitaron. Contra toda lógica, los gastos por mantenimiento y restauración corren por parte del Estado.

«La Iglesia católica tendría que autofinanciarse con las cuotas de sus fieles o con lo que ellos quisieran, pero no de los Presupuestos Generales del Estado. Ya es demasiado», sostiene Picó.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas