Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM. – Las parteras originarias de Suecia, Ellinor Grimmark y Linda Steen, denuncian discriminación en la contratación de sus servicios especializados, dado que por su fe cristiana se niegan a practicar abortos.

Ante esta situación que consideran violenta la libertad de conciencia, recurrieron al tribunal más alto de Europa, el que finalmente se negó a escucharlas, informó Premier.

Mal precedente

Esta negativa sienta un pésimo precedente, para algunos sectores que la catalogan como una “desviación peligrosa del propósito de la Corte de proteger las libertades fundamentales”.

El subdirector del grupo de libertad religiosa ADF International Robert Clarke, asesora a las denunciantes.

“Estamos muy decepcionados por la decisión del Tribunal de no abordar los casos de la Sra. Grimmark y la Sra. Steen. Una sentencia positiva del Tribunal habría sido un paso importante en la protección del derecho a la libertad de conciencia. Deberían poder trabajar sin verse obligados a elegir entre sus convicciones profundamente arraigadas y sus carreras”.

Añadió “aunque la libertad de conciencia está protegida como un derecho fundamental en casi todos los demás países europeos, la decisión de hoy marca una oportunidad perdida para defender esta importante protección en Suecia”, advirtió Clarke.

En su breve decisión, el Tribunal acordó que Suecia había interferido con los derechos de las dos recurrentes.

4 años de lucha

Las parteras enarbolan esta lucha desde hace cuatro años.

La señora Grimmark comentó: “Elegí ser partera porque quería ayudar a traer vida a este mundo. No puedo entender por qué el gobierno sueco se niega a aceptar mis convicciones de conciencia. Ahora estoy trabajando en Noruega, donde se respeta la conciencia, pero nadie puede explicar por qué Suecia no puede hacer lo mismo “.

Por su parte, la Asociación Sueca de Matronas defiende el derecho de las autoridades a rechazar el trabajo de Grimmark, sugiriendo que cualquier cambio tendría consecuencias para todo el sistema de salud sueco.

La presidenta Mia Ahlberg señaló: “Por ejemplo, una enfermera que es testigo de Jehová podría negarse a realizar una transfusión de sangre”.

“Es parte de nuestra competencia profesional, por lo que el empleador tenía derecho a decir ‘no puedes trabajar aquí'”.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas.