Policías armados irrumpen en iglesia para detener servicio

Policial/Judicial

NOTICIACRISTIANA.COM. – Un grupo de policías armados irrumpió en una iglesia de París, Francia, para interrumpir un servicio religioso que estaba siendo grabado para ser compartido a redes sociales.

En el servicio religioso, participaban unas siete personas, todos miembros del equipo logístico que grababa a puerta cerrada la ceremonia religiosa, informó ACI Prensa.

Operativo

El operativo policial se registró en la iglesia Saint-André-de-l’Europe, dirigida por el padre Philippe de Maistre.

Desde el inicio de la cuarentena por el coronavirus y como otros presbíteros también hacen, el sacerdote transmitía la liturgia por redes sociales.

“Éramos siete personas: yo, un acólito, un cantante, un organista y tres parroquianos para responder y hacer las lecturas. A la mitad de la Misa tres policías armados entraron a la iglesia. Sin embargo, la autoridad como la de la policía en una iglesia es el padre”, dijo el P. Philippe de Maistre.

Ordenaron suspender el servicio

“Decidí seguir la Misa pero la policía nos ordenó detenernos. La jefa exigió detenerme e hizo que sus dos subordinados procedieran. Mi acólito, también policía, quiso dialogar con ellos pero ellos se fueron tras 20 minutos luego de exigir que los tres parroquianos salieran”, comentó.

El P. de Maistre fue a la comisaría, habló con el comisario y finalmente se decidió no detenerlo. Sin embargo el sacerdote alertó que “se aprovecha de esta crisis para poner otra vez sobre el tapete la libertad de culto”.

“No había terroristas”

El Arzobispo de París, Mons. Michel Aupetit, se pronunció sobre lo ocurrido.

“Los policías entraron armados en la iglesia, aunque existe la prohibición formal de que la policía entre así en un templo. ¡No había terroristas! Hace falta mantener la cabeza fría”, expresó.

“Un vecino, evidentemente amable como se podrán imaginar, llamó a la policía diciendo que ‘había una Misa clandestina’. ¡Para nada clandestina! Había una Misa porque la Misa se celebra todos los días”.

Evitar aglomeraciones

Las normas del Gobierno francés para hacer frente al coronavirus no exigen el cierre de los lugares de culto, sino que estos “no acojan reuniones de fieles”.

“Solo se puede realizar exequias con la familia más cercana con un límite de 20 personas y respetando las distancias correspondientes”, precisan las autoridades.

El 17 de marzo, el presidente de la Conferencia Episcopal Francesa, Mons. Eric de Moulins-Beaufort, dio a conocer algunas recomendaciones para hacer frente al coronavirus, entre las que están que “ninguna Misa puede tener asamblea, de la cantidad que sea, y si es así no puede celebrarse”.

“Las Misas no están prohibidas”, pero “deben celebrarse a puertas cerradas, sin presencia de fieles y respetando las respectivas distancias”, precisó la Diócesis de París.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas.