Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.- Un juez federal dictaminó que un hombre condenado por violar a su hija de 10 años, podrá someterse a una cirugía (pagada por contribuyentes) de cambio de género mientras esté en la prisión. 

En un fallo a principios de este mes, el juez de distrito estadounidense James Peterson aprobó la solicitud de Mark Allen Campbell, un hombre de Wisconsin de 49 años, de someterse a una cirugía de reasignación de género, según el Milwaukee Journal-Sentinel . 

El hombre ahora se llama “Nicole Rose” y se ha identificado como mujer desde 2013, cuando solicitó la operación por primera vez. 

Campbell demandó al Departamento de Correccionales en 2016, después de que se le negara la cirugía, argumentando que sus derechos fueron violados bajo la Octava Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, que prohíbe los castigos crueles e inusuales. 

Se le ha permitido vestirse como mujer, recibir tratamientos con hormonas de sexo cruzado y recibir asesoramiento en el Instituto Correccional Racine, una prisión para hombres, agregó el Milwaukee Journal-Sentinel.

Campbell recibió una sentencia de 34 años después de haberse declarado culpable en 2007 de repetidas agresiones sexuales en primer grado hacia una niña quien era su hija. 

Prisión más grande del estado

Aunque la demanda de Campbell de 2016 fue denegada, Peterson señaló en su fallo que el Departamento de Correcciones solicitó que, si ordenaba la cirugía, le enviara a vivir en la Institución Correccional Taycheedah, la prisión de mujeres más grande del estado, durante un año. 

“Esa solicitud fue una sorpresa”, escribió Peterson, “porque anteriormente el DOC designaba a cualquier recluso con pene en una prisión masculina, independientemente de su identidad o expresión de género”. 

“El verdadero interés público radica en aliviar el sufrimiento innecesario de quienes dependen del gobierno para su cuidado”, dijo, y agregó que no lo haría”.

El Departamento de Correcciones declaró anteriormente que, si bien la prisionera cumplía con los criterios para la cirugía, Campbell no había vivido como mujer “en la vida real”, algo que se decía que era imposible mientras se encontraba en una prisión para hombres. 

Peterson presuntamente dio importancia al testimonio de una trabajadora social y terapeuta sexual que dijo que el requisito de una “experiencia de la vida real” podría no importar en el caso de Campbell, ya que Campbell experimentó disforia de género antes de la cárcel, y que viviría como mujer mientras estaba encarcelada . 

Para que Campbell se someta a la cirugía, el único cirujano del estado que realiza las operaciones de cambio de sexo, tendrá que aceptar que es médicamente necesario, lo que podría demorar hasta un año en ser aprobado. 

Los derechos de los reclusos que se identifican como transgénero se han filtrado a través de los tribunales federales en los últimos años a medida que los reclamos de los activistas transgénero se vuelven cada vez más visibles. 

En enero, un panel de tres jueces del Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito falló en contra del uso obligatorio de pronombres transgénero. 

Posesión de pornografía infantil

El fallo federal se centró en el caso de un delincuente sexual identificado como trans, Norman Varner, que fue condenado por posesión de pornografía infantil y había exigido que se le mencionara mediante pronombres femeninos en documentos judiciales y que se le llamara “Katherine Nicole Jett”.

“Si un tribunal ordena que un litigante se refiera a ella, en lugar de ‘él’, entonces el tribunal difícilmente podrá negarse cuando el próximo litigante se mueva para ser referido como ‘xemself’ (en lugar de ‘él mismo’)”, escribió Kyle Duncan, un juez designado por Trump.

“La implementación de tales neologismos podría obstaculizar la comunicación entre las partes y el tribunal”, agregó el juez. “Y presumiblemente la orden del tribunal, si se desobedece, sería ejecutable a través de su poder de desprecio”.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas y del mundo.