Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.- El secretario de Estado Mike Pompeo, pidió la liberación de la periodista cristiana china Zhang Zhan, quien fue sentenciada a cuatro años de prisión por denunciar la pandemia de coronavirus. Dijo que su caso es evidencia de que el Partido Comunista Chino teme a los “ciudadanos que dicen la verdad”.

El lunes, Zhang se convirtió en la primer periodista independiente en ser sentenciada a prisión en China por cubrir la pandemia en Wuhan, el epicentro del virus que provocó la pandemia global en curso.

La cristiana de 37 años, que vio su trabajo como “la voluntad de Dios”, informó sobre las condiciones de quienes padecen infecciones por Covid-19, así como sobre los bloqueos excesivamente severos implementados por el Partido Comunista Chino.

Silenciar a quienes cuestionan la línea oficial del Partido

En un comunicado el martes, Pompeo condenó la sentencia de Zhang y pidió al gobierno de China que la libere “de inmediato e incondicionalmente”.

“El Partido Comunista Chino (PCCh) ha demostrado una vez más que hará todo lo que sea necesario para silenciar a quienes cuestionan la línea oficial del Partido, incluso con respecto a información crucial de salud pública”, dijo.

Según Pompeo, mentir es “una característica, no un error” de los regímenes autoritarios. Acusó al PCCh de restringir y manipular la información sobre el brote de Covid-19 en Wuhan desde el principio, y de silenciar brutalmente a otros valientes que dicen la verdad.

“Debido a la grave mala conducta del PCCh, el resto del mundo se basó en gran medida en informes sin censura de periodistas ciudadanos como Zhang para comprender la verdadera situación en Wuhan después de que se aplicaran los estrictos controles de los medios impuestos por el PCCh y un brote controlable se convirtió en una pandemia global mortal”, dijo. 

“Su juicio apresurado, y el negar el acceso a observadores extranjeros, muestra cuán temeroso es el PCCh de los ciudadanos chinos que dicen la verdad”.

Pompeo enfatizó que “el miedo de China a la transparencia y su continua represión de las libertades fundamentales, son una señal de debilidad, no de fuerza, y una amenaza para todos nosotros”.

Zhang fue declarada culpable por el Tribunal Popular de la Nueva Área de Pudong de Shanghai por “provocar disputas y provocar problemas”, un cargo que el gobierno chino utiliza para los activistas de derechos humanos y otros disidentes. 

Los fiscales la acusaron de publicar “grandes cantidades de información falsa” y recibir entrevistas para “agitar la situación del Covid-19 en Wuhan” a propósito.

Una Biblia quiere

Después de su arresto en mayo, Zhang dejó de comentar públicamente y comenzó una huelga de hambre a fines de junio. En diciembre, sufría dolores de cabeza, mareos, dolores de estómago, una infección de garganta y presión arterial baja.

Cuando uno de sus abogados la visitó mientras estaba detenida, supuestamente dijo que le hubiera gustado tener una Biblia y citó 1 Corintios 10:13, en la que el apóstol Pablo dijo: “Dios es fiel. No permitirá que la tentación sea más de lo que puedes soportar. Cuando seas tentado, Él te mostrará una salida para que puedas aguantar”.

Michael Pillsbury, del Hudson Institute, dijo a Fox News el miércoles que Zhang es una “héroe” por exponer “una gran cantidad de cosas que China no quiere”.

“Esto hiere el interés de China y despierta una verdadera ira bipartidista contra China”, dijo. “Parece que no hay límite para lo que harán para acabar con lo que sucedió con el virus en enero. Sigue siendo un misterio. No ha habido ninguna explicación para ello “.

Aunque Zhang fue el primero de los periodistas ciudadanos que se ha enfrentado procesos legales por sus actividades, otros periodistas ciudadanos que cubrieron el brote han desaparecido sin explicación alguna, incluidos Fang Bin, Chen Qiushi y Li Zehua, informa Christian Post.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas y del mundo.