Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Miércoles 17 de Octubre de 2018

En méxico destierran y expropian 4 familias evangélicas por no apoyar la Semana Santa católica

Habitantes de la comunidad de Tenango Tepexi, del municipio de Tlapa de Comonfort, expulsaron a cuatro familias evangélicas por negarse a colaborar en los preparativos para la celebración.

  • Sociedad    
  • 26 feb 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

Habitantes de la comunidad de Tenango Tepexi, del municipio de Tlapa de Comonfort, expulsaron a cuatro familias evangélicas. Los cristianos protestantes son acusados de negarse a colaborar en los preparativos para la celebración de la Semana Santa católica local.

Los cristianos evangélicos son acusados de oponerse a participar en el trabajo de los preparativos para la celebración de la Semana Santa de la Iglesia católica en el pueblo.

Los expulsados –dicen- son acusados además de negarse a participar en actos cívicos en los que se hacen honores a la bandera o se entona el Himno Nacional y a participar en las asambleas a las que convoca el comisario municipal. Una falta de participación que, vistos los hechos ocurridos, se entienden perfectamente.

La decisión del destierro se realizó el pasado lunes. Ese día se llevó a cabo una asamblea, convocada por el comisario del pueblo Diego Méndez Lázaro, en la que se acordó expulsar a los pobladores evangélicos de sus hogares y del pueblo por estos “graves” cargos mencionados. Reza el acta de esta samblea que “los evangélicos deben ser expulsados de la comunidad por no pagar las cuotas religiosas”, incluyendo a 14 niños.

EXPULSADOS A LA FUERZA
Como consecuencia, un total de 20 personas fueron sacadas por la fuerza del interior de sus viviendas y encerradas por más de dos horas en la comisaría del poblado. Más tarde, fueron obligados a subir a camionetas y trasladados hasta los límites de la comunidad, ubicada en la zona de la Montaña Alta de Guerrero. Fueron avisados de que no volvieran bajo la amenaza de ser “quemados vivos” si regresan a su comunidad.

El comisario municipal Diego Méndez Lázaro entiende que este acto es absolutamente legal, ya que afirma que todo lo ocurrido surge de la buena voluntad del pueblo que en un acta del pasado 23 de febrero de 2006 acordó “generosamente” otorgar una oportunidad a las familias evangélicas para que participaran en los actos cívicos y colaboraran en las labores comunitarias, entendiendo como tales los vinculados a la celebración de la Semana Santa católica.

Sin embargo, dijo, las familias no aceptaron tanta “generosidad” y no aprovecharon esta oportunidad, por lo que al no cumplir con la “desprendida” oferta municipal merecieron ser expulsados. No sólo esto. Han sido también expropiados de sus casas: “A partir de ahora las casas que fueron abandonadas quedaron a resguardo de la comunidad”, concluye Diego Méndez.

SÚPLICA DE AYUDA
Las familias expulsadas, encabezadas por Dircio González Cruz, Nicolás González Pérez, José González González, y Armando Morales, pidieron la intervención del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan para resolver el problema.

Finalmente, fueron rescatados por policías en la zona de la Montaña Alta de Guerrero y llevados a la ciudad de Tlapa. Allí permanecen realojados, de momento, en el auditorio municipal, hasta que se negocie con las autoridades de su localidad y se intente que regresen a sus hogares.

INFORME DE BARRA DE ABOGADOS CRISTIANOS
Casos actuales, Ciudad de México a 21 de febrero del 2008. Así encabeza el informe de la Barra de Abogados cristianos, una ONG mexicana que ha realizado un informe en el que expone “los pormenores de los casos más recientes de Intolerancia y Persecución Religiosa registrados en lo que va del presente año cometidos en contra de cristianos evaPUBLICIDAD

ngélicos”.

Ante la situación que sufren los cristianos evangélicos en México, dice la Barra de Abogados cristianos, queda demostrado que el sistema de gobierno denominado “usos y costumbres” está por encima de las garantías individuales y de la Constitución Política, y en detrimento de la libertad de culto y de expresión en México.

Por otra parte, la Comisión Civil Internacional de Observación por los Derechos Humanos, integrada por personal de países europeos, grabó en video los testimonios de Intolerancia y persecución que se han producido; y recibió los casos documentados de al menos 50 asuntos que se han suscitado a lo largo del actual sexenio, entre ellos los más cercanos en el tiempo que les exponemos a continuación, y que se recogen en el más reciente informe de la Barra de Abogados Cristianos.

EN CHIAPAS.- El pasado martes les fueron cortados los servicios de agua potable y luz eléctrica a un grupo de 10 familias cristianas evangélicas en la comunidad de Santa Rita, Municipio de la Trinitaria, Chiapas por no haber cooperado paras las fiestas católicas de la localidad.

Encabezados por el Comisariado Ejidal, Antonio Hernández Aguilar, un grupo de católicos decidió, de manera arbitraria, privar del agua a las familias, poniendo en riesgo la salud de al menos 40 personas, entre ellos varios niños, toda vez que los evangélicos no han querido pagar una cuota de 10 mil pesos (poco más de mil dólares) para la realización de festividades religiosas contrarias a su creencia.

El pastor de la Iglesia de Asambleas de Dios, Adán Aguilar Pérez, mencionó que estas cuotas se han acumulado de tal forma que actualmente las familias tienen un adeudo de unos 40 mil pesos. “El gobierno local promete apoyarnos con 32 mil pesos, pero quieren que yo los pague y luego ellos me los repondrán, y la verdad no les creo”, dijo el ministro de culto.

Aguilar Pérez también ha sido despojado de 10 solares urbanos. A pesar de que un tribunal le ha otorgado la posesión legal de esas parcelas, los católicos le impiden tomar posesión de ellas, obligándolos a trabajar fuera de su comunidad, toda vez que no puede sembrar en sus propios predios.

El ministro de culto protestante informó que Moisés Grajales Monterrosa, funcionario local de Asuntos Religiosos, le insistió en que se negara a recibir ayuda de esta Barra de Abogados Cristianos, ya que no era conveniente hacer públicos los casos, pues “dañan la imagen del Gobierno Estatal”.

Grajales ha ocupado varios cargos policiacos dentro de la administración estatal, y su experiencia en el ámbito de las Asociaciones Religiosas es nula.

EN JALISCO.- El Presbítero católico Francisco Palacios, administrador de una parroquia en Puerto Vallarta, se ha dedicado sistemáticamente a llevar a cabo acciones para evitar el crecimiento de las congregaciones no católicas.

El mes pasado, distribuyó una carta entre habitantes de la colonia Infonavit CTM, incitándolos a detener la construcción de un templo de la Iglesia Nazarena, sin fundamento legal alguno.

El sacerdote encabezó además la invasión de un predio, propiedad de la Iglesia Asambleas de Dios en el mismo municipio, al tiempo que ha incitado a sus congregantes a realizar otras acciones para evitar “la proliferación de sectas”.

El Gobierno panista de Jalisco se ha caracterizado por el menosprecio a las confesiones religiosas y ministros de culto y que no son católicos, privilegiando incluso de manera económica al credo mayoritario.

EN GUERRERO.- Además del caso mencionado al comienzo de esta noticia, también en el Municipio de Chilpancingo, el pastor Joel Sonora Memije, de la Iglesia Fraternidad Cristiana Vida Abundante, fue encarcelado junto con Telésforo Sonora Memije, toda vez que tres familias se negaron a hacer sus aportaciones para las fiestas católicas.

Ambos tuvieron que pagar una “multa de mil pesos, al tiempo que fueron amenazados del despojo de sus propiedades si es que continúan en la negativa de realizar trabajos en la parroquia de la localidad”.

Protestantedigital.com