Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Sábado 10 de Noviembre de 2018

Hombre declarado muerto en accidente “resucita”, tras visión de Jesús

Durante su visión en las puertas del infierno, Alec relata que Jesús habló sobre un avivamiento mundial que será mayor de lo que ocurrió en la Calle Azusa.

  • Sociedad    
  • 22 ene 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

AUSTRALIA.- Alec Rex estaba conduciendo en una calle concurrida de la ciudad de Adelaida, Australia, cuando sufrió un ataque al corazón en febrero de 2016. Mientras tanto, el tránsito se detuvo y una mujer se fue al auto para socorrerlo.

Mientras ella intentaba sacar a Alec del vehículo, ella se olvidó de apagar la ignición y el carro comenzó a acelerarse. Pero antes de chocar con otro carro, ella se soltó y cayó en el suelo. “Fue un milagro que no muriera.

“Ella golpeó el suelo y me vio golpeando el vehículo”, dijo Alec al sitio God Reports.

Una ambulancia estaba cerca del lugar y los médicos intentaron reanimar a Alec cinco veces. Los exámenes realizados descubrieron que una de sus principales arterias estaba bloqueada y había neumonía en sus pulmones. Después de hacer una cirugía de emergencia, entró en coma inducido.

“Mi corazón estaba tan dañado que dijeron a mi esposa que sólo había 10% de posibilidades de vida. Si yo sobrevivía, me quedaría en estado vegetativo”, afirma.

Mientras Alec estaba entre la vida y la muerte, tuvo una marcada experiencia con Dios a través de una visión. “Yo estaba en la puerta del infierno, pero no dentro del infierno”, dijo, que después oyó una voz decir: “Jesús te yo conozco, pero tú no”.

Sin embargo, otra voz dijo: “Yo soy el Señor Dios. Te voy a curar y volverás de nuevo”.

Durante su visión en las puertas del infierno, Alec relata que Jesús habló sobre un avivamiento mundial que será mayor de lo que ocurrió en la Calle Azusa. “Él usará en ese avivamiento lo que el mundo considera insignificante”.

Alec se quedó en coma durante tres semanas, mientras los médicos discutían si iban o no apagar los aparatos. Sin embargo, Dios dio nueva vida a su cuerpo. “Ellos iban a apagar las máquinas, pero Dios me trajo de vuelta a la vida. Es un hecho médico que morí por 20 minutos en el hospital. Pero mi cerebro volvió a funcionar 100%”, dijo.

A la mañana siguiente, el cardiólogo Dr. Matthew Worthley, entró en el cuarto de Alec, miró su prontuario y dijo: “Usted estaba muerto, pero hoy usted está vivo. Usted es un milagro”.

Mientras Alec sigue agradeciendo a Dios todos los días por estar vivo, él permanece con expectativas sobre el cumplimiento de las profecías. “Creo que el novio llegará pronto – dos años, cinco años, diez años – no sé cuándo, pero es emocionante”.

[ Fuente: God Reports ]