Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Lunes 24 de Septiembre de 2018

Enfermera despedida por orar con pacientes, recupera empleo

El Sistema Nacional de Salud alegó que el caso nunca fue sobre religión

  • Sociedad    
  • 10 ago 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

REINO UNIDO.- Una enfermera británica que fue despedida por hablar con los pacientes acerca de su fe cristiana y orar con algunos de ellos ahora se le ha permitido volver a trabajar en el Reino Unido.

La organización Christian Concern, que apoyó a la enfermera Sarah Kuteh, reveló que el juicio sólo tuvo su resultado divulgado recientemente, pero había sido entregado el 26 de julio por el Consejo de Enfermería, que condujo el proceso.

La decisión afirmó que Kuteh está “apta a practicar” y que “es de interés público apoyar a una enfermera experimentada y competente”.

Kuteh fue despedida en junio de 2016 por el Servicio Nacional de Salud, después de reclamaciones de algunos pacientes de que ella intentó imponer su religión a ellos. La enfermera explicó que lo único que estaba haciendo era diciendo cómo su fe en Jesucristo ayudó a superar la adversidad y oró con los que se pidió.

“Sólo quería tranquilizarlos, sobre la base de la alegría y la paz que realmente encontré en Jesús”, dijo Kuteh en su momento.

Ahora, la enfermera dice que está muy feliz de haber recibido permiso para volver al trabajo y hacer lo que ama.

“Yo no esperaba ser despedida, así que me sorprendió, eso significa mucho para mí, porque puedo volver a la profesión que amo”, dijo a la BBC South East el miércoles (9).

El Sistema Nacional de Salud alegó que el caso nunca fue sobre religión y que Kuteh fue inicialmente despedida por “mala conducta y actitud grosera”.

“Estando enterados de varias quejas de pacientes sobre Sarah y pidiendo a ella que se abstuviera de ‘predicar’ para ellos, su comportamiento continuó sin cambios, lo que resultó en advertencias formales que resultaron en su dimisión”, informó el portavoz del organismo público, según el diario The Times. “No nos sentimos satisfechos por haber despedido a Sarah, pero debemos actuar siempre en el mejor interés de nuestros pacientes y de acuerdo con los códigos de conducta profesional”.

También: Periodista critica radio por supuesta entrevista con el diablo

En la audiencia del Consejo de Enfermería, el mes pasado, la supervisora ​​de Kuteh la elogió como “una enfermera amable, servicial, honesta y amigable” y “una integrante valiosa del equipo”. Por su parte, la enfermera admitió que dar su Biblia personal a un paciente “fue demasiado lejos” y “cruzó fronteras profesionales”. Ella dijo que lo que debería haber  hecho era usar una Biblia de la capellanía del hospital.

“Estamos muy satisfechos de que Sarah Kuteh sea una vez más capaz de practicar enfermería sin restricciones”, dijo Andrea Williams, directora ejecutiva del Christian Legal Center.

“Aquellos que conocen a Sarah reconocen que ella es una enfermera cuidadosa y trabajadora, además del profesionalismo que ella trae para su trabajo. Aunque es decepcionante que ella haya sido penalizada por sus acciones, que fueron totalmente motivadas por la compasión, nos alegramos que Sarah esté más una vez libre para traer su habilidad y experiencia a su papel de enfermera”, añadió Williams.

Le puede interesar: El País llama a mujer de Ortega “La Jezabel nicaragüense”

Kuteh, que tiene 15 años de experiencia en enfermería cuidaba de unos 30 a 40 pacientes por semana, habló de su gratitud. “Este es un resultado brillante para el personal de la Centro Legal Cristiano, Christian Concern y todos mis seguidores, sólo quiero agradecerle mucho.  – Mi más sincero agradecimiento  – para mí y para mi familia”, dijo.

“Si no fuera por su apoyo, francamente yo estaría perdida, pero quiero agradecer a todos ustedes, ustedes están haciendo un trabajo brillante, y yo oro para que el Señor los recompense por el maravilloso trabajo que ustedes están haciendo y por creer en mí”, dijo.

[ Fuente: Christian Post ]