Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.-  Aaron Assiter asegura haber recibido un milagro del Señor. El joven recibió un disparo en el cuello y tras una manifestación divina pudo tener la capacidad de pedir ayuda y salvar su vida. Informa guiame.com.br.

Cuatro personas intentaban robar a Aaron y le dispararon una bala que alcanzó su médula espinal. El chico de 18 años estaba en su vehículo y chocó contra una pared, esto provocó que quedara inmóvil y lejos de su teléfono que cayó en el suelo del vehículo.

Para la mala fortuna de Aaron su cinturón de seguridad se bloqueó y esto aún menos le permitía moverse.

El joven pasó de 15 a 20 minutos viendo como la sangre salía de su cuello salpicando su carro. En ese momento el chico estaba rogándole a Dios por su vida, informó a KLBK News.

Aaron de manera desesperada intentó chocar su cabeza contra el claxon del vehículo pero no logró llamar la atención de alguien.

Luego comenzó el milagro: “Vi una luz brillante. Cuando vi esa luz, desapareció en una fracción de segundo y sentí unas manos agarrándome y sacudiéndome, temblando, temblando, temblando violentamente. Cuando me desperté, mi teléfono celular que estaba en el piso terminó en mi mano, desbloqueado y en la pantalla de marcado”, dijo Aaron.

El joven pudo llamar al 911 y los paramédicos lo llevaron a hospitalizarlo.

Milagro

Los médicos que atendieron al joven quedaron atónitos al no saber cómo pudo moverse para pedir ayuda.

Tanto el chico como su madre, Melissa, aseguran que fue Dios quien le salvó la vida. «Creo que Dios estaba en el asiento del pasajero del automóvil esa noche», dijo Aaron.

Por su parte, Melissa, sostuvo: «Fue un milagro que salvaron [a Aaron]», agregó: “Tenemos un largo viaje por delante y la única forma de atravesarlo es obviamente Dios. Él es nuestra esperanza”.

El joven aseguró que hay otros milagros que han sucedido en su vida como poder utilizar su mano derecha y poder tocarse los dedos de los pies.

El pasado lunes Aaron recibió una intervención quirúrgica en Denver, Colorado y tiene fe de poder conducir nuevamente.

Aaron confesó que se estaba involucrando en el mundo de las drogas y el alcohol, asimismo dijo que estaba con la gente equivocada, pero “ahora estoy fuera y quiero vivir mi vida para Dios”.

A pesar de perder la movilidad en las piernas y de recibir el disparo, Aaron dice que valió la penana. Asimismo, aseguró que cree que Dios lo puso en la vida con un propósito.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM.- Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas y del mundo.


close

Ah, hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial de NoticiaCristiana.com en tu bandeja de entrada, todos los días.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.