Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.- Una de las organizaciones pro-vida de Georgia, está expresando su oposición a una vacuna  contra el COVID-19, por las afirmaciones del uso de los restos de fetos abortados durante las pruebas y ensayos.

Georgia Right to Life (GRTL), dijó en un comunicado de prensa esta semana que tiene una política formal de oponerse a las vacunas, cuyo desarrollo explotó la muerte intencional de un niño no nacido.

Oposición

 En particular, el grupo se opone a las vacunas COVID-19, desarrolladas por Moderna y Pfizer / BioNtech, porque consideran que ambos emplearon un proceso de pruebaa, que utilizó una línea celular obtenida del riñón de un niño abortado.

En el comunicado, el presidente del grupo dijo: “no estamos dando consejos médicos a nadie, solo estamos presentando los hechos”.

“Explotar la muerte de un niño por cualquier motivo, por noble que sea, es moralmente incorrecto. Niega la personalidad de un niño no nacido”, agrega el comunicado.

“Tercera vacuna es peor”

Davis continuó afirmando que creía que había “formas alternativas y éticas de realizar tales pruebas, así como de producir una vacuna”.

“Animo a todos los preocupados por el vínculo entre el aborto, el desarrollo de vacunas, la biomedicina y la trata de personas”, se contempla en el comunicado.

Además, le exigen al gobierno que apoye el desarrollo de vacunas que no dependan del brutal acto del aborto”, se contempla en la misiva.

El grupo dice que la tercera vacuna en desarrollo es peor, ya que la compañía está usando la línea de células renales en la producción.

Pero el Centro Internacional de Acceso a Vacunas de la Universidad Johns Hopkins dice que eso no es cierto .


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM- Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas.