Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.- Una  mujer de Posadas (Argentina), identificada como Mariana Carolina Quian contó la extraña situación que le tocó vivir con su madre a quien la dieron por muerta en un hospital  y cuando la estaban despidiendo  “milagrosamente” volvió a mostrar signos vitales. 

Lucia Cabral, de 75 años de edad, ingresó al hospital con convulsiones por lo que tuvo que ser internada debido a su complicación neurológica.

“Nos informan que estaba con respirador artificial, en una situación delicada y en coma inducido. Con mal manejo respiratorio con secreciones y con un estado posconvulsiones profundo por antecedentes médicos crónicos cardíacos”, dijo la hija.

La hija de la mujer relata que su madre al parecer estaba estable con medicación y a la espera de unos exámenes que le habían practicado.

“Un milagro de Dios”

En el momento que Mariana esperaba junto a sus hermanos en el patio del Parque de la Salud, “nos ubicaron afuera de la guardia, a las 23:20, y me piden ingresar y una doctora me informa que mi mamá se fue con Dios. Me explica que tenía una infección que hizo un paro respiratorio”.

Sus familiares no podían creer lo que estaba pasando, sin embargo, le solicitaron a las autoridades del hospital que los dejaran ingresar para despedir Lucia.

Le pido a la doctora si podía abrazar y tocar a mi mamá, besarla, me dice que sí. La beso, la abrazo y le digo por qué me dejó, que la amaba, que Jesús la ama y que le entregaba su vida a él”, sostuvo la hija.

Mariana desconsolada por la triste noticia se aparta del cuerpo de su madre para ir con sus hermanos y  compartir el dolor, pero en ese instante de desazón sucedió algo de otro mundo.

“La doctora nos dice que en toda su carrera jamás le había pasado algo semejante como lo que había pasado esa noche. Cuando estaban por poner el cuerpo en la bolsa, mi mamá Lucía Cabral hizo movimientos con su mano, por lo cual revisaron sus signos vitales y su pulso estaba débil, pero con vida”, detalló Mariana.

“La doctora nos dice: ‘Será un milagro, una despedida o Dios sabrá. Sigue igual de grave, pero con vida’, manifestó la hija.

Agregó que sin duda alguna lo de su madre fue un milagro de Dios, pues Lucia sigue luchando luego de morir y resucitar.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM- Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas.