Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.- No desperdicien la pandemia, dijo el teólogo John Piper a los cristianos en la conferencia Cruz por las Naciones en diciembre de 2020.

“En la Biblia, Dios a menudo enseña a su pueblo a glorificarlo a través de la experiencia del sufrimiento“, dijo Piper. Esteban, el primer mártir del Nuevo Testamento, vio la gloria de Dios en sus momentos de mayor sufrimiento.

“Dios crea proclamadores de la Palabra a través del sufrimiento. Ese es uno de los medios que usa”, dijo Piper en la conferencia que está disponible para ver en YouTube . “Uno de los dones que Dios tiene para su pueblo a través del sufrimiento, es mostrarles cosas en la Biblia acerca de Él que nunca habían visto”.

Cuando experimentan sufrimiento, los cristianos pueden proclamar la santidad de Dios, dijo. “Estoy orando para que esta pandemia no se desperdicie en su vida, sino que la mezcle con la Conferencia de la Cruz y otras diez mil influencias divinas en su vida para que la obra misteriosa de Dios convierta a cientos de ustedes en misioneros y todos ustedes en los amantes de Jesús que exalten a Dios”, dijo.

“La oración del Señor se basa en la solicitud de que el nombre de Dios sea santificado, dijo Piper. Los cristianos deben proclamar la santidad del nombre de Dios en sus palabras y acciones en el mundo. El propósito y el significado de la obra misionera surge del deseo de exaltar el nombre de Dios”.

“La santidad de Dios es una realidad absoluta, tiene un peso incomparable. Toda otra realidad no es nada comparada con Dios en Su santidad. Debemos santificar el nombre de Dios y debemos orar para que Dios nos permita santificar Su nombre ”, dijo.

Piper dijo que cuando creció, pensó que la frase “Santificado sea tu nombre” en el Padrenuestro era una proclamación de la verdad. Más tarde se dio cuenta de que, como cualquier otra parte del Padrenuestro, era una petición.

Petición continua

“El Padre Nuestro es una petición continua para que los cristianos sirvan a Dios en la Tierra. Todas las demás solicitudes nos ayudan a santificar el nombre de Dios ”, dijo Piper. 

“Por alguna razón, crecí con la sensación de que cada vez que decía santificado sea tu nombre, hágase tu voluntad, venga tu reino, estaba proclamando una verdad, sin pedir nada. Eso está mal. Todas estas son peticiones. Todas estas son oraciones, todas son peticiones”.

Aunque la petición de Jesús de que Dios santifique su nombre es una petición, también difiere de las otras peticiones en el Padrenuestro de una manera importante, dijo.

“’Que tu nombre sea santificado’ es una petición explícita. La santificación es un acto del corazón humano. Ninguna de las otras seis peticiones le pide a Dios que efectúe un acto en el corazón humano ”, dijo Piper, informó Christian Post.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas y del mundo.