Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.- Imagínese sumergirse en un infierno furioso y encontrarse inmediatamente atrapado en sus llamas sin un escape inmediato de las temperaturas abrasadoras.

Esa fue la realidad para el capitán del Departamento de Bomberos de Los Ángeles, Cheyane Caldwell, cuando una llamada en el 2007 para ayudar a un edificio en llamas, casi le quita la vida.

“No había forma de que yo sobreviviera”, dijo recientemente Caldwell mientras compartía su increíble historia de supervivencia en el episodio de estreno del podcast “Jesus Is All We Need” de Edifi . “Nadie esperaba que yo sobreviviera”.

Caldwell cambió ese 24 de julio de 2007, un día que ahora “vive en la infamia” para él. Todo comenzó con un evento conocido como el “incendio Adams”.

Cuando Caldwell y su equipo llegaron al lugar el edificio estaba en llamas, y era evidente que esta giraba sin control. Cuando subió al techo para evaluar la situación, sucedió lo impensable.

“Pasé por encima de este muro de división y … me caí a través de la plataforma hacia el incendio de la estructura y caí unos 13 [o] 15 pies dentro de la estructura”, dijo. “Una bola de fuego salió del agujero que creé, así que puedes imaginar lo que había debajo de mí”.

Mientras las llamas continuaban envolviendo el edificio, Caldwell recuerda haberse despertado en el suelo en medio de un calor sofocante, con el fuego acercándose rápidamente y sin salida inmediata.

“Pensé tres cosas en mi mente claras: ‘Está bien, Señor, estoy aquí solo’”, recordó. “Segundo, ‘Señor, esto es todo. Estoy listo ‘y, por último, mi vida pasó por delante de mí en un DVD en un orden rápido”.

El inmenso dolor que sintió Caldwell en esos momentos fue insoportable, ya que comparó la intensidad con “meter las manos en el horno y dejarlas arder”.

“No podía sacar mis manos del horno”, dijo. “Mis brazos, mis manos, mi cara, la parte de atrás de mi cabeza, mi vientre. .. esto era el infierno en la Tierra”.

Si bien Caldwell en esos momentos asumió que era el final, ahora cree que Dios tenía otros planes. El bombero estuvo durante 7 minutos y 10 segundos insoportables dentro del incendio, el capitán de Caldwell tomó una decisión sorprendente.

Indicó a los bomberos en el techo que pusieran una manguera por el agujero y lanzaran agua al interior. El capitán creía que Caldwell estaba muerto, pero quería que su familia pudiera “tener un funeral con ataúd abierto”. Sin embargo, ese acto de misericordia terminó salvando vidas.

“Lo que hizo fue como agua del cielo”, dijo Caldwell, y señaló que el intenso ardor que sintió se detuvo inmediatamente.

Contra todo pronóstico, Caldwell fue rescatado, sobrevivió y notablemente regresó a su trabajo en 10 meses. Desde entonces, ha compartido su historia con cientos de miles de personas a través de entrevistas y una película popular de la Asociación Evangelística Billy Graham.

Caldwell le da crédito abiertamente a Dios por su supervivencia, explicando que “los milagros siguieron sucediendo” durante la terrible experiencia. Incluso su caída dentro del edificio pudo haber sido mortal debido a las puntas afiladas de algunas de las cercas del interior.

“Dos pies a la izquierda y me habrían empalado; un metro a la derecha y me habría caído directamente el concreto de abajo”, dijo. “Pero Dios me hizo pisar justo donde pisé”.

Caldwell agregó: “Realmente creo que me sostuvo en la palma de su mano … es real, nos ama”.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM.- Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse al boletín informativo y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.