Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.- Una enfermera del norte de Texas (EE. UU.), Fue increíblemente “bendecida” al escapar ilesa de un grave accidente que involucró a cientos de automóviles en la autopista interestatal en Fort Worth, y pudo presentarse al trabajo.

El incidente ocurrió alrededor de las 6:30 a.m. del jueves 11 de febrero en la Interestatal 35W, al norte del centro de Fort Worth, Texas. Los bomberos dijeron que al menos seis personas murieron en el masivo accidente que involucró al menos a 100 vehículos.

Otras 36 personas fueron trasladadas a hospitales locales, después de un choque que ocurrió cuando una tormenta invernal provocó una lluvia helada con agua y nieve en partes de los Estados Unidos.

Rebecca Benson dice que iba a trabajar, como en un día normal. Escuchó que hacía mal tiempo, pero cuando salió de la casa los caminos estaban secos, hasta que llegó a una esquina y las cosas cambiaron cuando llegó al puente.

“Tan pronto como llegué al puente, había hielo negro. Mi carro empezó a girar un poco, pero nada loco, así que me ajusté ”, dice Benson, a ABC News.

“Mientras estaba a la vuelta de la esquina, vi los autos frente a mí. Y me di cuenta de que no había forma de parar. Entonces, había un semirremolque que parecía casi un triángulo. Entonces, apunté el auto hacia allí y le rogué a Dios que todo estuviera bien”.

Después del accidente, Benson dijo que trató de relajarse, pero temblaba en su vehículo cada vez que los autos chocaban contra la pila de vehículos.

“Podía escuchar algo en el techo y vi patitas bajando por mi parabrisas. Alguien terminó abriendo la parte trasera de mi auto y me preguntó si estaba bien. Y luego pude salir realmente porque todas mis puertas estaban completamente bloqueadas”, dijo.

Después de ser liberada, llamó a uno de sus compañeros de trabajo que estaba cerca y pidió que la llevaran al trabajo.

“Hablé con uno de los policías y pensé, ‘¿Puedo dejar mi auto aquí y pedir un aventón con mi compañero de trabajo?’ Entonces, salté la barrera, literalmente subí por la carretera hacia él”, dijo Benson.

Benson agrega que estuvo atrapada con su colega en la carretera durante aproximadamente dos horas antes de llegar al hospital y trabajar a tiempo parcial. No fue hasta que su esposo mencionó llevarla a un hospital.

“Me duele el cuello, me duele el hombro y el codo izquierdo me duele y, ya sabes, el dolor típico Qué Dios tan poderoso al que servimos, Él escucha nuestras oraciones y las responde de la manera más increíble”, dijo Rebecca.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM – Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse al boletín informativo y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.