Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.- Ante un presunto caso de homicidio están las autoridades en Uganda. Y es que el pastor Yolonim Oduchu, fue envenenado luego de que se negara a vender los terrenos en los que tenía planeado construir una iglesia para masificar la palabra de Dios.

Por este hecho, ocurrido específicamente en la aldea de Raraka, subcondado de Oloki, distrito de Pallisa; son los musulmanes los principales responsables, ya que fueron ellos los que se interesaron en el terreno y recibieron la negativa de parte de la víctima.

De acuerdo al relato de sus familiares, los musulmanes pretendían ese mismo terreno para edificar una escuela y una mesquita, e incluso ya contaban con un inversionista turco, razón por la que recibir un “no” como respuesta, se enfurecieron.

Persecución

El pastor, quizá inocentemente, acostumbraba a comer en un hotel de la zona, que es propiedad de uno de los musulmanes que intentaron negociar con él. Fue el 5 de abril cuando llegó a almorzar allí y al retornar a casa comenzó a sentirse enfermo.

“Mi esposo tomó una motocicleta y llegó a casa quejándose de fuertes dolores de estómago, diarrea y comenzó a vomitar”, dijo Mary Oduchu a medios locales, a los cuales contó también que al ser internado en una clínica se desmejoró rápidamente y falleció por intoxicación.

Luego de su entierro, llevado a cabo el 10 de abril, la hipótesis de que los musulmanes estuvieron detrás de su muerte, tomó fuerza, pues cuando uno de sus hermanos fue a visitar su tumba la encontró con manchas de sangre y papeles con textos en árabe.

Uno de los señalados lo capturó la Policía, dado que confesó estar implicado en el hecho. Pero no solo justicia por parte de las autoridades, sino que también obtuvo “justicia” social, pues la comunidad incendió su casa.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM.- Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse al boletín informativo y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.