Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.- Jessa Crisp fue criada desde niña para ser una esclava sexual por parte de sus padres. Ellos le dijeron que carecía de inteligencia para ser otra cosa que una prostituta. Mientras los niños de su edad asistían a la escuela, Jessa se vio obligada a posar desnuda para hombres lujuriosos.

“Mi primer recuerdo fue que me mostraron pornografía cuando era niña”, expresó Jessa. Vivió como una prisionera, sus padres eran miembros de una secta y no le permitían a ella ni a sus 10 hermanos asistir a la escuela, informa CBN News.

Sufrió de abusos sexuales al ser traficada por sus propios padres. Compradores llegaban a su casa intercambiando dinero por tiempo con su cuerpo. En lugar de dejarla en Girl Scouts o en una práctica de fútbol, sus padres ​​la llevaron a varios burdeles.

Jessa tenía una perspectiva equivocada de Dios debido a la mala enseñanza de la secta. “Me dijeron que Dios era alguien enojado. Tenía miedo de conocerlo. Tenía miedo de él en el sentido de, ‘si no hago todo perfecto, si no soy perfecta, entonces no voy a estar bien’. No voy a poder superar esto y vivir”, comentó Jessa.

Sin embargo, aunque Jessa no lo supiera, Dios la estaba persiguiendo e impartiendo en su corazón el anhelo de algo mejor.

Encuentro con Dios

En 2007, a la edad de 20 años, la joven participó en un acompañamiento para niñas de la secta en un lugar remoto, cuando tuvo un encuentro sobrenatural con Dios, mientras caminaba sola.

“El cielo se volvió completamente negro, el trueno más fuerte que he escuchado en mi vida tuvo lugar justo sobre mi cabeza. Y luego de los cielos vino este gran, enorme rayo que tocó el suelo tan cerca de donde yo estaba parada a un par de pies de distancia. Y en ese momento, comencé a gritar, como, ‘Jesús, si eres real, si eres real, ¡sálvame, sálvame!”, dijo Jessa.

“Sabía sin la menor duda que este no era el dios que me habían enseñado, sino un Dios que se preocupaba por mí y un Dios que veía toda esa maldad oscura que había sucedido en mi vida, todos los traumas. También aprendí en ese momento que, como mujer, Dios me puede hablar y que yo puedo comunicarme con él”, afirmó.

A partir de ese encuentro sobrenatural, Jessa quiso saber más sobre el Dios bondadoso que había conocido y comenzó a leer la Biblia. Un día, la voz apacible y delicada del Señor le habló al corazón, diciendo: ‘te he perdonado; te he perdonado’.

Dios envía ayuda para su rescate

Un año después, Jessa estaba en un hotel en Kansas City siendo víctima de trata sexual. En ese momento una mujer la vio y le ayudó a escapar de su cautiverio. Compraron boletos de avión hacía Denver, Colorado. Ahí la joven fue ingresada a un lugar seguro y comenzó su viaje de sanación a través de la fe en Jesús.

Poco después, la joven fue adoptada por Jody y Linda Dillow y obtuvo su diploma de escuela secundaria, graduándose primera en su clase. Posteriormente obtuvo una maestría en terapia clínica en salud mental.

Jessa dijo que su vida ha sido transformada por Dios y que hay esperanza para todos los que han pasado por un trauma terrible.

“No importa lo que haya experimentado una persona, hay esperanza. ¡Ahora vivo la vida en libertad! ¡Tengo tanta esperanza, tanta alegría, tengo una razón para vivir, un propósito. Y la capacidad de experimentar emociones y poder experimentar a un Dios que me ama y cambió mi vida por completo”, testificó Jessa.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM – Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse al boletín informativo y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.