Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACIACRISTIANA.COM.- A los 10 años Chris Carrier fue secuestrado y sufrió un disparo en la cabeza. Luego de más de 20 años encontraron a su secuestrador. El cual le pidió perdón y aceptó a Jesús en su corazón después de que Chris le predicara el evangelio.

Chris compartió su testimonio durante la reunión anual de la Convención Bautista del Sur en Nashville, Tennessee, informa portal Christian Post.

Una tarde de diciembre de 1974, Chris se bajó del autobús, un extraño se le acercó y le pidió ayuda para decorar la fiesta de su padre. Chris se subió en el asiento del pasajero del remolque de David McAllister mientras conducía fuera de la ciudad.  

Luego, David detuvo el vehículo y llevó a Chris al centro del remolque. Obligó al niño a ponerse de espaldas y comenzó a apuñalarlo en el pecho. “Se levantó y dijo: ‘Hijo, te llevaré a algún lado y te dejaré allí’”, recuerda Chris.  

El hombre obligó a Chris a pararse junto a un árbol y apuntó con un arma al lado izquierdo de la cabeza del niño. Eso fue lo último que Chris recordó antes de despertarse varios días después. 

Al despertar, Chris escuchó a su padre decir: “Te secuestraron, te dispararon en la cabeza y te dieron por muerto en los Everglades de Florida. Y estuviste desaparecido durante seis días”.

Perdón de Dios

Sobrevivir a un trauma tan profundo acercó a Chris a Dios. Aproximadamente 20 años después, recibió una llamada del jefe de policía, informándole que había encontrado al hombre que lo había secuestrado cuando era niño. Se le preguntó si le gustaría encontrarse cara a cara con David, Chris aceptó.

Cuando Chris conoció a David en el asilo de ancianos donde lo cuidaban al final de su vida, aprovechó la oportunidad para hablar sobre Dios. “Me gustaría que supiera cuál fue realmente la fuente de mi fuerza en todo esto, fue Dios”, dijo Chris, quien luego oró por David.

Chris agregó: “Quiero que sepas que no hay nada entre tú y yo excepto nuestra nueva amistad. Quiero que sepas que te perdono”.

Aunque David estaba ciego y físicamente tomó la mano de Chris y llorando dijo: “lo siento”, luego oró para entregar su vida a Cristo. 

Chris recordó que cuando recibió la llamada de la policía para encontrar al hombre que estuvo a punto de asesinarlo, pensó: ‘Dios, me engañaste’. Pero el Señor había preparado su corazón a lo largo de los años para ese encuentro. 


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM – Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse al boletín informativo y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.