Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.- Hace un año, Rafael Trindade era conocido como “Nego Tito” por parte de los otros adictos de las calles del barrio Matías, en Río Grande, Brasil. Hasta que fue rescatado por un grupo jóvenes cristianos que estaban evangelizando. Para luego convertirse en pastor.

Durante más de 20 años estuvo como adicto al crack. Pasó la mayor parte de su vida robando las calles para apoyar su adicción, estuvo en las cárceles de Rio Grande 6 veces. Desde que Rafael fue evangelizado vive una nueva vida en Cristo, informa portal Guiame.

Cuando el movimiento de evangelización juvenil urbana de la Asamblea de Dios de Canoas encontró a Rafael, él había estado viviendo en las calles durante un mes. Después de haber perdido la confianza de sus padres por robarles para comprar drogas.

“Yo tenía una casa, pero vivía en la calle, buscando a alguien a quien robar, engañar o pedir para seguir consumiendo crack. Fue muy triste. Perdí varias buenas amistades por mentir y robar a estas personas”, aseguró Rafael.

Anteriormente, estuvo involucrado en el tráfico de drogas y pasó tiempo en las cárceles de Rio Grande. La adicción a las drogas era muy alta y ninguno de los tratamientos realizados en las clínicas había sido efectivo.

“Mi vida sin Jesús fue una vida amarga y vacía, siempre me faltó algo. No tenía esperanzas ni perspectivas de nada. No tenía planes ni metas en la vida. Y todo lo que traté de hacer salió mal”, exclamó Rafael.

Rescatado de las calles y nueva vida con Jesús

El 2 de mayo de 2020 siempre estará marcado siempre en la vida de Rafael Trindade. Ese sábado, los jóvenes cristianos le predicaron el Evangelio que lo libera de la esclavitud del pecado y lo ayudaron, ofreciéndole comida y ropa. 

Sin embargo, lo que más deseaba Rafael en ese momento era liberarse de la adicción que estaba destrozando su vida. “Acababa de consumir crack. Dije que tenía hambre, pero pedí que me internaran”, recuerda el ex adicto.

Durante los siguientes 9 meses, Rafael pasó por el difícil proceso de recuperarse y romper su adicción. Peleó una dura batalla contra su adicción, de la cual salió victorioso gracias a Cristo.

Hoy, Rafael es una nueva persona en Cristo. Trabaja como subdirector de la Comunidad Terapéutica Amor Hacía el Vecino. Donde ayuda a otras personas que están pasando por lo que él vivió. También fue consagrado como pastor de la Iglesia de las Naciones del Amor de Dios.

“En el pasado me llamaban ‘Nego Tito’ en el crimen. Hoy la gente me llama Rafa, Pastor Rafael. Hoy tengo nombre y apellido. Mi nombre está en el Libro de la Vida. Estoy con mi familia, amo a mi vecino, dejé de ser esclavo para ser hijo de Dios. En poco tiempo, el Señor ha hecho cosas maravillosas en mi vida”, testificó el pastor.

Concluye diciendo: “qué bueno es sentir el amor de Dios. Hoy puedo decir que la justicia de Dios ha llegado a mi vida”.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM – Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse al boletín informativo y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.