¿Cuáles fueron las siete últimas palabras de Jesucristo en la cruz y qué significan?

Blogs Sociedad

NOTICIACRISTIANA.COM- (1) Según Mateo 27: 46 nos dice, que alrededor de la hora novena, Jesús clamó a gran voz : “Eloi Eloi, ¿lama sabactani?” que significa: “Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has desamparado?” Aquí Jesús, está expresando sus sentimientos de abandono, cuando Dios colocó los pecados del mundo, sobre él, y debido a eso, Dios tuvo que “dar la espalda” a Jesús.

Mientras Jesús sentía el peso del pecado, estaba experimentando una separación de Dios, por única vez en toda la eternidad. Esto también fue un cumplimiento de la declaración profética, en el Salmos 22: 1.

(2) “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” Lucas 23: 34. Aquellos que crucificaron a Jesús, no estaban conscientes del alcance total, de lo que estaban haciendo, porque no lo reconocieron como el Mesías. Si bien, su ignorancia de la verdad divina, no significaba que merecían el perdón, la oración de Cristo en medio de sus burlas, es una expresión de la compasión ilimitada de la gracia divina.

(3) “De cierto te digo, hoy estarás conmigo en el paraíso” Lucas 23: 43. En este pasaje, Jesús le asegura a uno de los criminales en la cruz, que cuando muera, estará con Jesús en el cielo. Esto se concedió porque aún en la hora de su muerte, el criminal había expresado su fe en Jesús, reconociéndolo por lo que era Lucas 23: 42.

(4) “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu” Lucas 23: 46. Aquí, Jesús entrega voluntariamente su alma, en las manos del Padre, lo que indica que estaba a punto de morir, y que Dios había aceptado su sacrificio. Él “se ofreció a si mismo sin mancha a Dios”. Hebreos 9: 14.

(5) “¡Mujer querida, aquí tienes a tu hijo!” y “Aquí está tu madre”. Cuando Jesús vio a su madre parada cerca de la cruz, con el apóstol Juan, a quien amaba, encomendó el cuidado de su madre, en las manos de Juan. Y desde aquella hora, Juan la acogió en su casa Juan 19: 26-27. En este versículo, Jesús siempre el Hijo compasivo, se asegura de que su madre terrenal, sea atendida después de su muerte.

(6) “Tengo sed” Juan 19: 28. Jesús estaba aquí cumpliendo la profecía mesiánica, del Salmos 69: 21: “Pusieron hiel en mi comida, y me dieron vinagre para mi sed”. Al decir que tenía sed, instó a los guardias romanos, a darle vinagre, que era la costumbre en una crucifixión, cumpliendo así la profecía.

(7) “Consumado es” Juan 19: 30. Las últimas palabras de Jesús, significaron que su sufrimiento había terminado, y toda la obra que su padre le había encomendado, que era predicar el Evangelio, hacer milagros y obtener la salvación eterna para su pueblo, estaba hecha, cumplida, La deuda del pecado, fue pagada.


Artículo escrito en: Got Question.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM. Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse a nuestro boletín informativo. Y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.