nav
Miércoles 13 de Diciembre de 2017

Chinos son obligados a intercambiar imágenes de Cristo por Xi Jinping

Las autoridades afirman que Dios no salvará a los pobres; el gobierno sí

  • Iglesia/Estado    
  • 15 nov 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

Nínro Ruíz Peña

CHINA.- Miles de cristianos del sureste de China fueron ordenados por el gobierno a reemplazar las imágenes de Jesucristo y otras figuras religiosas por fotografías del presidente chino Xi Jinping. Esta sería una condición para seguir ganando asistencia en programas de salud y combate a la pobreza.

El South China Morning Post informó que el orden de las autoridades chinas para exaltar Xi Jinping, de una manera religiosa se refiere a la política de “culto a la personalidad”, vigente durante el régimen comunista de Mao Zedong.

El “camarada Mao” como era conocido, fue el fundador de la República Popular de China. Su imagen está presente hasta hoy en las notas de dinero que circulan en el país y es reverenciado en todos los desfiles militares.

Con el mandato recientemente renovado para 2020 por el partido comunista, el régimen de China no prevé elecciones, Xi Jinping anunció que su objetivo es acabar con la pobreza. Por eso, llama la atención a que funcionarios del gobierno visiten familias cristianas pobres e intentan convencerlas para adecuarse a las políticas del Partido Comunista como forma de resolver sus problemas materiales.

Qi Yan, presidente del Congreso del Pueblo de la ciudad de Huangjinbu, justificó así la iniciativa del gobierno: “Muchas familias se sumergieron en la pobreza a causa de la enfermedad en la familia. Algunos recurrían a Jesús, creyendo que él podría curar esas enfermedades. Intentamos decirles que la enfermad es algo físico y sólo el Partido Comunista y el Secretario General Xi realmente pueden ayudarlos. En consecuencia, Qi también llamó a los cristianos “ignorantes” por creer que Dios los salvará.

Para indicar el éxito de la iniciativa, mencionó que el municipio de Huangjinbu distribuyó más de 1.000 retratos de Xi Jinping, y varias familias acordaron colgarlos en sus casas. Según se ha divulgado, en Huangjinbu existen cerca de 6.000 familias cristianas conocidas.

Un poblado de Yugan, en la misma provincia, reveló que las autoridades también están exhortando a los creyentes a retirar artefactos religiosos de sus casas. “Algunas familias colocaron carteles con fragmentos del evangelio en las puertas del frente, algunos cuelgan imágenes de la cruz. Pero todos fueron sacados”, reveló el hombre, que no quiso que su nombre fuese revelado. Él agregó que algunos creyentes no lo hicieron voluntariamente.

“Todos ellos tienen su creencia y, por supuesto, no querían sacarlos. Pero no hay salida. Si ellos no concuerdan, no recibirán el fondo de alivio de la pobreza”, reveló.

La tendencia es a fortalecer el nombre del partido y la ideología de Xi Jinping, considerado por el mercado económico el “hombre más poderoso en el mundo” .

Bob Fu, presidente de China Aid, que vigila la creciente persecución de los cristianos en el país, dijo a Christian Post que la situación es preocupante para los creyentes. Para él, este es un “señal clara” que el partido, que pretende imponer el ateísmo, busca “ejercer control total sobre todas las áreas de la vida” de los ciudadanos chinos, incluidas las iglesias.

[ Fuente: Veja, Christian Post ]