nav
Jueves 16 de Agosto de 2018

Maduro exige castigo para líderes religiosos que oraron contra corrupción de su gobierno

En una misa celebrada el pasado domingo (14), Víctor Hugo Basabe, obispo de San Felipe, en el Estado de Yaracuy, rezó para que Venezuela fuera libre “de la peste de la corrupción.

  • Iglesia/Estado    
  • 17 ene 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

VENEZUELA.- El régimen comunista de América del Sur, conocido como el bolivarianismo, no está restringiendo la libre expresión religiosa sólo en Bolivia. El dictador venezolano Nicolás Maduro está pidiendo el castigo de líderes religiosos que hicieron oraciones en público contra la corrupción del régimen chavista.

En una misa celebrada el pasado domingo (14), Víctor Hugo Basabe, obispo de San Felipe, en el Estado de Yaracuy, rezó para que Venezuela fuera libre “de la peste de la corrupción política que condujo al país a la ruina moral, económica y social”.

El mismo día, Antonio López Castillo, arzobispo de Barquisimeto, en el Estado de Lara, pidió a los cielos que los venezolanos fueran libres del hambre y de la corrupción. “No creemos en la miseria”, declaró.

El material fue publicado en Internet y es posible ver que en los dos casos, fueron aplaudidos por los fieles. El presidente Maduro calificó las declaraciones como “ataques al régimen” y exigió que la Justicia, el Ministerio Público, la Contraloría General y la Defensoría del Pueblo los investigue. Con todo, Venezuela está bajo su régimen ciertamente algún castigo debe ocurrir.

“[Basabe] llamó al pueblo chavista de peste, deberían ver […] si las palabras dichas por algunos de esos personajes no corresponden a verdaderos delitos de odio, que pretenden generar enfrentamientos”, habló en la televisión.

Curiosamente, Maduro apeló a un discurso religioso, diciendo que los venezolanos son cristianos y “no creemos en intermediarios. Menos aún en estos diablos de sotana. Amamos a nuestro Dios creador y al Señor Jesús. Reclamó que ahora ese “diablo de sotana” vino a “incitar el enfrentamiento entre venezolanos”.

Leyes contra el odio

La Asamblea Constituyente creada por Maduro y totalmente compuesta por aliados del régimen, instituyó la Ley Constitucional contra el Odio, la Convivencia Pacífica y la Tolerancia. Que prevé penas de hasta 20 años de prisión a aquellos que promuevan el odio.

El concepto es bastante amplio y puede ser enmarcado en cualquier declaración contra el gobierno. El artificio, común en las dictaduras, prevé como pena la casación del registro de partidos y el cierre de organizaciones y medios de comunicación que fueron encuadrados en esa ley.

El primer caso de castigo por la nueva ley fue de una pareja, preso el día 3 en Naguanagua, en el Estado de Carabobo. Ellos formaban parte de una manifestación contra la falta de comida en la ciudad.

[ Fuente: El Nacional ]