Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Lunes 21 de Enero de 2019

Iglesias pueden ser obligadas a contratar empleados gays

Un proyecto de ley pretende forzar a las iglesias a contratar personas sin distinguir religión u orientación sexual.

  • Iglesia/Estado    
  • 10 Dic 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

     

    TEXAS, EE.UU.- Las iglesias pueden ser obligadas a contratar empleados homosexuales y transexuales personas, incluyendo la función pastoral, de acuerdo con un proyecto de ley presentado en la ciudad de Austin, Tejas (EE.UU.).

    El proyecto de ley pretende garantizar “la oportunidad de cada persona de obtener empleo sin tener en cuenta la raza, color, religión, sexo, orientación sexual, identidad de género, nacionalidad, edad o discapacidad”.

    El Consejo Americano de Pastores, con sede en Houston, y la organización Texas Values ​​están procesando a la ciudad de Austin en un tribunal federal a causa del proyecto de ley. Ambos grupos afirman que la ordenanza forzará a las iglesias a ir contra sus creencias bíblicas. Ellos también piden la exención religiosa para las iglesias que se niegan a contratar a personas homosexuales o transexuales como funcionarios, incluyendo pastores.

    Incluso con el pedido, las autoridades de la ciudad de Austin no están retrocediendo. “La no discriminación es un valor central en Austin y necesitamos defenderla”, dijo el alcalde de Austin, Steve Adler, a KXAN-TV.

    El presidente del Consejo de Pastores de EEUU, Dave Welch, advirtió que si el proyecto de ley se aplica, será sólo una cuestión de tiempo hasta que todas las garantías de la Primera Enmienda se colapsen en Estados Unidos.

    Welch cree que es hora de que las iglesias en todo el país se levanten. Él notó que los cristianos no pueden esperar para actuar cuando sea “demasiado tarde”, porque eso coloca a la iglesia en desventaja.

    “En el pasado, muchas veces esperábamos y asistíamos afuera, en silencio,” dijo a la organización Christian Action Network. “Decidimos que eso no es posible, eso no es aceptable”.

    “Una amenaza a cualquiera de nuestras protecciones constitucionales es una amenaza a todos nuestros derechos constitucionales”, continuó Welch. “Forzar a las iglesias a violar las convicciones fundamentales no es aceptable. Una vez que el gobierno lo haga, todas nuestras protecciones constitucionales desaparecerán”.

    Le puede interesar: Cash Luna lamenta: “Al verme al espejo no me reconozco”


       Lo más leído