Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Lunes 10 de Diciembre de 2018

10 mil personas vietnamitas oran por las víctimas de una iglesia que sufrió un ataque del gobierno

•Unas personas participaron en manifestaciones pacíficas y otras realizaron vigilias de oración en todo el país. Instando a los dirigentes del Partido Comunista, a respetar la libertad religiosa, porque sin ella, el desarrollo en Vietnam es imposible.

  • Persecuciones    
  • 12 Jul 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

    Hanoi.- Más de 10.000 católicos y no católicos oraron por las víctimas que sufrieron un atentado contra la comunidad de Con Cuông (Diócesis de Vinh). Muchos católicos jóvenes fueron detenidos y mantenidos en custodia. La acción se produce a raíz del violento ataque que sufrió la iglesia católica vietnamita, el 1 de julio, lo que arroja una oscura sombra sobre la libertad religiosa en Vietnam.

    A pesar de las garantías constitucionales, este ataque por las autoridades es una violación a la libertad de culto, especialmente en las zonas rurales, donde un renacimiento cristiano está en marcha, porque en el área rural hubo por décadas de adoctrinamiento ateo y comunista, pero el cristianismo ha entrado con fuerza.

    Muchas comunidades católicas, incluyendo Cầu Rầm, Bội Đà, Thuận Giang, Ngọc Long, Văn Hạnh, y Redemptorists en Saigon y Hanoi organizaron vigilias de oración en sus respectivas parroquias para orar por los jóvenes católicos arrestados y encarcelados por las autoridades.

    La gente también oró para que el Partido Comunista, pueda comprender la importancia de sus acciones, y el respeto una vez más los derechos humanos, así como construir la paz y buscar un desarrollo equilibrado para el país.

    Hace unos días, los vietnamitas mostraron su solidaridad con los católicos en Con Cuông. Todas las parroquias de la Diócesis de Vinh, organizaron una protesta pacífica. Uno de las pancartas decía: “En oposición a las autoridades de Con Cuông, funcionarios y personas armadas que han violado la ley vietnamita golpeando a sacerdotes y creyentes”.

    La noche siguiente, las parroquias de la Diócesis de Vinh, también las velas encendidas en nombre de sus hermanos y hermanas víctimas de la agresión, y para todos aquellos que han sido perseguidos lucha por la justicia.

    El pasado 1 de julio, más de 500 policías y militares irrumpieron en la capilla donde estaba celebrando la Santa Misa, el padre, Nguyen Dinh Thuc, quien fue golpeado ante los presentes. La policía realizó actos vandálicos, deteniendo a varios jóvenes católicos y religiosas.

    Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Asia News