nav
Jueves 16 de Agosto de 2018

Cristianos son muertos e iglesias invadidas primer día del año

El gobierno prohibió cualquier manifestación política, pero varios fieles participaron en las manifestaciones…

  • Persecuciones    
  • 3 ene 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

EL CONGO, ÁFRICA.- La República Democrática del Congo vive días de tensión. Las protestas contra el presidente Joseph Kabila tomaron las calles de varias ciudades. Según Christian Post, policías invadieron iglesias y dispararon contra los fieles. El saldo es de ocho muertos y más de 100 presos, incluidos varios sacerdotes.

El gobierno prohibió cualquier manifestación política, pero varios fieles participaron en las manifestaciones, muchos de ellos con crucifijos y biblias en las manos.

En algunos casos, las marchas fueron lideradas por líderes religiosos.

Kabila, de 46 años, gobierna el país desde 2001 cuando asumió la presidencia en lugar de su padre, Loren, que fue asesinado. Él había prometido la celebración de elecciones en 2017, que acabaron no ocurriendo.

De mayoría católica, muchas cuestiones políticas en el Congo pasan por las manos de los obispos. Las iglesias católicas venían promoviendo protestas pacíficas, pero el domingo policías invadieron templos, lanzaron bombas de gas lacrimógeno y arrestaron a sacerdotes.

En Kinshasa, en el distrito de Lemba, la invasión ocurrió durante una misa. “Mientras estábamos en oración, los militares y los policías entraron en la iglesia y dispararon, declaró a la agencia France Press un cristiano de la parroquia de Saint Michel, en Bandalungwa.

El fiel de otra iglesia relata que el sacerdote no interrumpió su homilía y dijo que los presentes no debían huir. En varios casos, los soldados impidieron las misas dominicales y dispersaron a los fieles.

Agencias de noticias reportan al menos ocho muertos como consecuencia de la invasión de las iglesias. De acuerdo con France Press, dos eran niños que formaban parte de un coro que se presentaba cuando los policías entraron al templo.

Alegando “cuestiones de seguridad”, el gobierno congoleño obligó a los operadores a interrumpir todos los servicios de internet e intercambios de mensajes por SMS. El presidente Kabila había prometido salir del cargo en diciembre del año pasado, pero decidió quedarse un año más, marcando las elecciones para finales de 2018.

La situación es preocupante en el país desde el mes de junio, cuando se inició una ola de violencia. Las fuerzas de seguridad del Congo mataron a decenas de manifestantes durante las primeras protestas contra el presidente. La Iglesia Católica divulgó en su momento que al menos 3,300 personas habían muerto en conflictos con los soldados del ejército que patrullaban las calles.

Los opositores del gobierno exigen que Kabila declare públicamente que no será más candidato y marque nuevas elecciones inmediatamente.

[ Fuente: Christian Post ]