Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Sábado 17 de Noviembre de 2018

Musulmana intenta envenenar a vecina cristiana, pero esta sobrevivió

Después de que su plan fue descubierto, la islámica pidió perdón por el intento de homicidio.

  • Persecuciones    
  • 15 ene 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

UGANDA, ÁFRICA.- Una musulmana en Uganda intentó asesinar a una mujer cristiana y a sus cinco hijos, pero tuvo su plan frustrado. Según informes de Morning Star, el caso aconteció con Nafamba Bongo Madina, una viuda que tiene cinco hijos y vive en el pueblo de distrito Gavaza, Budaka.

En la mañana de Navidad ella recibió una donación de azúcar, sal, jabón, cajas de fósforo, maní y aceite de cocina. Los productos formaban parte de una canasta básica regalada por sus vecinos.

La persona que hizo la entrega fue Taaka Hajira, una mujer musulmana.

El mismo día, Madina usó el aceite mientras preparaba la comida, pero cuando probó un poco, antes de servir a los miembros de la familia, cayó al suelo gritando. “Ella empezó a pasar mal y vomitó mucho. “Estaba con dolor y por eso fue llevada a la enfermería de Kabuna, donde descubrimos que ella había sido envenenada”, explicó el policía que atendió el caso.

Madina pasó la noche en observación en el centro de salud. El análisis del aceite de cocina confirmó que contenía un veneno muy fuerte. John Guloba, el jefe de la aldea donde viven, cuestionó a Hajira sobre lo ocurrido y la musulmana confesó haber dado el veneno.

Ella justificó que los sonidos del culto semanal en la casa de Madina estaba perturbando a los vecinos musulmanes, por lo que decidieron matarla.

Dijo también no entender cómo su vecina no murió, pues era un veneno muy fuerte. Reconociendo que Dios la libró, decidió pedir perdón. Madina dijo que la perdonaba. Siguiendo la costumbre de su pueblo, cerraría el caso por lo que la vecina se libraría de la prisión.

Como en muchos lugares de Uganda, la aldea de Gavaza convive con tensiones religiosas constantes. Aunque los cristianos son mayoría en Uganda, han sido objeto de varios ataques islámicos que se están fortaleciendo en el país.

Madina perdió a su marido hace dos años. Él murió poco después de que toda la familia abandonó el Islam para seguir a Jesús. Sus hijos, todos menores de 15 años, vienen sufriendo persecución de los vecinos musulmanes, que los llaman infieles. La expectativa es que, con el testimonio de la liberación divina, eso acabe.

[ Fuente: Mornin Star ]