nav
Jueves 16 de Agosto de 2018

Misioneros liberados por Corea del Norte son recibidos por Trump

Expectativa es que Corea del Norte acabe con la persecución religiosa tras apertura política

  • Persecuciones    
  • 10 may 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- Los tres coreanos estadounidenses liberados por Corea del Norte llegaron a Estados Unidos en la madrugada de este jueves (10). Ellos fueron acompañados por el secretario de Estado, Mike Pompeo, que fue a buscarlos personalmente.

El trío fue recibido por el presidente Donald Trump, la primera dama Melania y el vice Mike Pence en la puerta del avión, una vez que aterrizaron en la base de Andrews de la Fuerza Aérea, cerca de la capital Washington.

Kim Hong-can, Kim Sang-duk y Kim Dong-chul fueron liberados el miércoles cuando Pompeo se reunió con el líder norcoreano Kim Jong-un para acertar los detalles de la reunión de Kim con Trump. Aunque el lugar y la fecha ya se han definido, aún no se han divulgado.

La agencia de noticias de Corea del Norte KCNA informó que Kim aceptó la solicitud de Estados Unidos para liberar a los presos que tienen la ciudadanía estadounidense y les ha concedido la amnistía total. La expectativa es que Corea del Norte acabe con la persecución religiosa tras la apertura política y el acuerdo de paz con la vecina Corea del Sur, tras unos 70 años de guerra.

Aunque la mayoría de la prensa ha ocultado, todos los presos eran misioneros y fueron condenados porque predicaban el evangelio, lo que está prohibido por el régimen comunista y considerado un acto de traición.

“Nos gustaría expresar nuestra profunda gratitud al gobierno de Estados Unidos, al presidente Trump, al secretario Pompeo y al pueblo de Estados Unidos por traernos a casa. Agradecemos a Dios y a todas nuestras familias y amigos que oraron por nosotros y por nuestro retorno”, dijeron los tres en un comunicado difundido a la prensa.

Todos son misioneros

Tony Kim, también conocido como Kim Sang Duk, de 59 años, fue profesor de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Pyongyang. Él estaba detenido desde el 22 de abril de 2017, acusado de “cometer actos criminales de hostilidad destinados a derrocar al gobierno norcoreano”. Aunque no oficialmente, actuaba como misionero, como todos los funcionarios extranjeros de la Universidad, fundada y mantenida hasta hoy por una organización evangélica norteamericana.

Kim Hak Song, de 55 años, también trabajó en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Pyongyang antes de su detención el 6 de mayo de 2017. Fue arrestado, bajo sospechosos de cometer “actos hostiles” contra el gobierno del país. En  una entrevista  antes de su detención, admitió que su trabajo como un maestro era una manera de llegar a quedarse en el país, pero que se vio a sí mismo como un misionero.

Kim Dong Chul, de 64 años, fue arrestado en octubre de 2015 y cumplía una orden de 10 años con trabajos forzados por “espionaje”. Él es pastor y, en su “confesión” pública, Kim admitió ser culpable de intentar esparcir el cristianismo entre los norcoreanos.

La expectativa es que la liberación de estos tres cristianos sea el preanuncio de una apertura en Corea del Norte en la cuestión de la libertad religiosa.

[ Fuente: Associated Press y Reuters]