nav
Jueves 16 de Agosto de 2018

Pastor Andrew Brunson permanece en la cárcel tras audiencia en la corte

Esperaban que pudiera ser liberado de la prisión hoy después de un acercamiento entre Erdogan y el presidente Donald Trump.

  • Persecuciones    
  • 18 jul 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

TURQUÍA.- Andrew Brunson, pastor misionero estadounidense permanecerá tras las rejas después de una audiencia en la corte hoy. Brunson, quien vivió y trabajó en Izmir, Turquía, en la iglesia evangélica presbiteriana, fue arrestado el 16 de octubre de 2016 y desde entonces ha sido acusado de ayudar a la ‘Organización Terrorista Fethullah Gülen’ (FETO). Él ha negado todos los cargos y sus partidarios, entre ellos Donald Trump y su enviado de libertad religiosa Sam Brownback, dicen que las acusaciones son falsas.

Andrew Brunson ha estado detenido durante los últimos 18 meses después de ser arrestado tras el fallido golpe de Estado contra el presidente Erdogan en julio de 2016. El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha organizado una purga generalizada de todos los que se considera que tienen simpatías “gulenistas”, por lo que cientos de miles de personas ha sido encarceladas o despedidas de sus trabajos.

Según World Watch Monitor, el tribunal escuchó hoy a cuatro testigos: tres para la fiscalía y uno para la defensa. El abogado de Brunson solicitó su primera defensa pero esta se omitió, por lo que apareció otro testigo.

Los partidarios de Brunson esperaban que pudiera ser liberado de la prisión hoy después de un acercamiento entre Erdogan y el presidente Donald Trump, que ha presionado por su liberación y tuiteó que estaba siendo “perseguido en Turquía sin ningún motivo”. Turquía también ha sido amenazada con sanciones.

Brunson enfrenta 35 años de prisión si es encontrado culpable. Bill Campbell, pastor de Hendersonville (NC) Presbyterian Church, asistió a la audiencia en Aliaga, Turquía. “Como de costumbre, hubo muchos testimonios espurios contra Andrew”, le dijo a World Watch Monitor.

‘El testimonio de Andrew fue absolutamente poderoso. Presentó el evangelio con confianza y se defendió con valentía. La corte permitió por primera vez un testigo favorable, y uno que hablaría en contra de él en realidad habló en favor de Andrew. Se sentía como si hubieran decidido el resultado antes del juicio”.

[ Fuente: Christian Today ]