Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Miércoles 17 de Octubre de 2018

Pastor y su esposa pasan luna de miel en cárcel por predicar

Lam ya ha recibido varias amenazas de las autoridades vietnamitas, controladas por el régimen comunista del país

  • Persecuciones    
  • 9 ago 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

VIETNAM.- La historia del pastor Lam es algo curiosa. Podría ser de tristeza y lamento, pero al final suena mucho más alegre por la providencia de Dios sobre su vida y su esposa, especialmente durante los días en que estuvieron presos por hablar de Jesús donde viven en Vietnam.

Como pastor y evangelista, Lam es considerado un líder muy dedicado. Él siempre fue de pueblo en pueblo anunciando el evangelio de Jesucristo, testimoniando el amor de Dios en su vida y llevando esperanza a los no creyentes.

Por su parte, Lam ya ha recibido varias amenazas de las autoridades vietnamitas, controladas por el régimen comunista del país, para que él detuviera sus actividades ministeriales y dejara de anunciar el evangelio de Cristo. Nada de eso lo desalentó, pues el líder cristiano continuó con su ministerio aun sabiendo que podría ser arrestado en algún momento.

La prisión vino poco después de que Lam y su esposa se casaran. Cuando estaban saliendo a la luna de miel fueron detenidos, quedando cada uno en celdas diferentes. La reacción del pastor podría ser de completa indignación, pero él sabía que nada huye del control de Dios, incluso en la peores de las situaciones.

“El Señor me trajo aquí por un propósito y quiero saber cuál es”, dijo en su momento, según la información de la organización Puertas Abiertas. La comprensión del pastor vino cuando observó la ociosidad de los presos. Él vio que muchos quedaban sin tener qué hacer, apenas circulando en los espacios vagos permitidos. Así, Lam tuvo la idea de predicar el evangelio a los presos.

Como no tenían otra opción, sino oír al pastor diariamente, muchos prisioneros acabaron entendiendo el mensaje del evangelio y convirtiéndose, no sólo a través de las ministraciones del pastor, sino las de su esposa, que en la otra ala del presidio hacía lo mismo.

El impacto fue tan grande que después las autoridades enviaron un comunicado ordenando la liberación de la pareja. “Muchas veces no entendemos los propósitos de Dios, pero ellos ayudan a nuestra fe a crecer y nos fortalecen, haciendo que el Reino de Dios se establezca en los corazones de hombres y mujeres”, concluye Lam.

Le puede interesar: 12 millones de personas le rinden culto a Santa Muerte

[ Fuente: Puertas Abiertas]