Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Martes 20 de Noviembre de 2018

Chinos predican en las calles tras ser cerrada su iglesia

Fieles enfrentan persecución del gobierno, en una demostración de fe

  • Persecuciones    
  • 15 sep 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

CHINA.- Miembros de una iglesia doméstica cerrada recientemente en Chengdu, China, decidieron salir y predicar en las calles. Un video con el trabajo evangelístico fue divulgado por la misión China Missions.

El material, publicado por el obrero Christopher Gregory, muestra a los fieles en un parque de la ciudad, cantando, y predicando en público, lo que está prohibido en el país. En algunos momentos del vídeo es posible verlos entonando la música “Nada más allá de la sangre de Jesús” y anunciando el evangelio.

Uno de los líderes de la iglesia empuñaba una Biblia en una mano y el micrófono en la otra.

De acuerdo con Gregory, el pastor había sido detenido por policías, pero fue suelto y luego se unió a los demás. Los dos cultos en público, uno por la mañana y otro al inicio de la noche del domingo (9).

“Las autoridades cerraron el templo la semana pasada y pensaron que sería nuestro fin, pero no lo fue. La gente llevó el mensaje del Evangelio a las calles e hicimos cultos en los parques. “Ellos observaban sorprendidos, sin saber qué hacer”, resalta Gregory en el texto que acompaña el post.

“Por primera vez, personas en toda China están diciendo ‘NO’ a lo que el Partido Comunista quiere: control. Quieren controlar lo que pueden hacer, en lo que pueden creer, donde pueden ir y lo que pueden decir. Esta es otra señal de que algo está empezando a formarse aquí en China, un llamado a la democracia”, relata Gregorio.

Cristianismo crece

El régimen en vigor en China sólo permite que las “iglesias registradas”, que prestan cuentas al gobierno, realizan cultos. Hay miles de iglesias clandestinas, la mayoría de ellas se reúne en casas, como hacía la congregación de Chengdu. El Partido Comunista está cerrando iglesias en todo el país, deteniendo a pastores, quemando biblias y tratando de impedir el libre ejercicio de la libre expresión religiosa.

“El gobierno está tratando de silenciar todo lo que esté relacionado con el cristianismo a causa del crecimiento del número de cristianos. China está enfrentando una resistencia interna y las autoridades ven ese crecimiento [de la iglesia] como una señal de que están perdiendo el control sobre la sociedad”, explicó Gregory.

Su petición es que los cristianos de occidente “Oren por todas las iglesias en China … Oren por un cambio aquí, oren para que el Evangelio alcance el corazón de los hombres, para que el verdadero cambio pueda suceder, para que veamos un avivamiento en China”.

Le puede interesar: Franklin Graham: “Llamaré pecado a lo que Dios llama pecado”

[ Fuente: Christian News]