Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Martes 16 de Octubre de 2018

Cierran templo al ser ataca iglesia y pastora por musulmanes

“No estoy dispuesto a perder mi vida asistiendo a la iglesia”, dijo un miembro de la iglesia que pidió el anonimato a Morning Star News .

  • Persecuciones    
  • 14 sep 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

UGANDA, ÁFRICA.- Una iglesia en las afueras de Kampala, Uganda, cerró después que pasó meses oponiéndose un musulmán. El incidente fue decisivo cuando la pastora Moreen Sanyu fue apedreada por este musulmán extremista.

La iglesia Greater Love venía sufriendo con la hostilidad de los musulmanes en la región, que amotinaban los cultos con pedradas. Sin embargo, nadie nunca había sido herido. Todo cambió una pedrada destruyó uno de los vidrios del templo y acertó a la pastora en la frente.

La pastora cayó inconsciente, dijeron fuentes que relataron el ambiente de tensión. En el momento del incidente, la pastora estaba predicando. “Me caí y estaba inconsciente”, dijo al portal de  noticias Morning Star News. “Cuando desperté, sólo había algunos miembros que me rodearon, el resto de los miembros de la iglesia huyó en direcciones diferentes.

Ella fue llevada a prisa para un hospital en Namasuba, donde fue tratada por dos días antes de recibir alta médica. El domingo siguiente, “nadie asistió al culto”, dijo. La iglesia había crecido de manera llamativa desde que fue inaugurada el 4 de mayo de 2017 en un área predominantemente musulmana, alcanzando a 400 personas en cierto punto, contó la pastora.

Los ataques de pedradas por parte de los musulmanes redujeron la frecuencia a los cultos a un promedio de 150 en julio, antes de que los fieles dejaran de llegar después del ataque por miedo a sus vidas.

“No estoy dispuesto a perder mi vida asistiendo a la iglesia”, dijo un miembro de la iglesia que pidió el anonimato a Morning Star News .

Los musulmanes del área hicieron quejas estridentes a las autoridades por cuenta de musulmanes que estaban dejando el Islam para unirse a la congregación cristiana, dijo un jeque (profesor islámico) a los periodistas. “No podemos ver a nuestros hijos entrando en la iglesia de los infieles”, dijo el jeque, que pidió anonimato. “El pastor no respeta la religión de otras personas, especialmente nuestros niños inocentes e inmaduros en la fe islámica”, agregó.

En tono de furia, él dijo que los musulmanes locales no permitirán que la iglesia opere: “¿No convencimos a los cristianos a unirse a nuestra fe, por qué la iglesia debería seguir robando a nuestros miembros?”, dijo.

“Acabo de compartir el Evangelio de Cristo y su amor por la humanidad con mis vecinos musulmanes, y aceptaron libremente la fe cristiana, especialmente cuando muchas personas enfermas por las que oré fueron sanadas”, dijo la pastora Moreen Sanyu.  “Yo no los persuadía ni les rogué unirse a mi iglesia”, subrayó.

No viendo ninguna posibilidad de continuar los servicios de la iglesia en el área, ella dijo que está preocupada por el destino de los miembros de la iglesia. “Necesito oraciones y apoyo material para cambiarme a otra zona en este momento difícil, para no perder a todos mis miembros y, por lo tanto, no haber varado en vano para el reino de Dios”, se desahogó la pastora.

Los musulmanes arrojaron piedras en el templo de la iglesia durante meses, obstaculizando reuniones y estudios bíblicos nocturnos, dijo la pastora. “Las pedradas rompieron ventanas de cristal y destruyeron un panel solar. Además, pronunciaban palabras abusivas y amenazadoras para mí y mis miembros de la iglesia”, relató.

La Constitución de Uganda y otras leyes nacionales prevén la libertad religiosa, incluyendo el derecho de propagar la fe y convertirse de una fe a otra. Los musulmanes no representan más del 12% de la población, sino que tienden a centrarse en las fortalezas en las ciudades.

Le puede interesar: Personas religiosas menos propensas a deprimirse que ateos