Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Connect with us

Televisión

“¿Quién Mató a Jesús?: es una burla irreverente y anti bíblica de NatGeo”, afirma teólogo

“Quién Mató a Jesús?” se inscribe en la lista de los “documentos” ateos, antibíblicos y anticristianos a los que NatGeo ya nos tiene acostumbrados, y que no son otra cosa que meros intentos por desdivinizar a Jesucristo”, Roger Casco Herrera.

Publicado

en

“¿Quién Mató a Jesús?” (en inglés “Killing Jesus”), es el nuevo “documental” de la National Geografic estrenada en esta Semana Santa en 171 países donde llega la señal del canal de tv paga alrededor del mundo.

Una excelente fotografía, buen diseño de vestuario y magníficas locaciones (el drama fue rodado íntegramente en Marruecos) un reparto integrado por 90 actores y 4.500 extras y un probado equipo de producción y realización encabezado por Ridley Scott es todo lo que esta saga “bíblica” puede presumir.

Está basada en el libro homónimo de Martin Dugard y Bill O’Reilly “Quién Mató a Jesús?”, sin embargo, Roger Casco Herrera, Maestro Bíblico de Ministerios, escribió un artículo en su blog donde cataloga este documental de “pésimo”, porque para empezar Jesús es interpretado por el actor Haaz Sleiman, (ambas fotos) un libanés, educado como musulmán, pero un agnóstico confeso que ni cree en Dios por lo que es “una actuación que no convence para nada, interpretación hueca, carente de sentimiento, no trasmite confianza ni fortaleza e intensidad; no alcanza los talones siquiera de los más recientes actores que desempeñaron el mismo papel, como Jim Caviezel- Pasión de Cristo- o Diogo Morgado -Hijo de Dios-”, cuestiona Herrera.

Herrera afirma que no puede creer que “sigan creando estas vulgaridades, como las de Noé y Exodus: Dioses y Reyes. Los cristianos no queremos documentales y/o películas fuera del contexto bíblico. Y, si se sale, lo que deseamos no es un drama sino una explicación imparcial y justa. Aunque deseamos por fin una película que guarde a plenitud -o en lo que sea posible- el contexto bíblico de los textos”.

“En el episodio de la miniserie, vi a un Jesús orando por un niño demonizado, que al parecer no sabía qué hacer. Un Jesús frío, carente de carísma, autoridad divina y plagado de dudas, fue lo que pudo percibirse. Lejos está siquiera de transmitir el realismo y la fluidez bíblico-histórica que consiguió Mel Gibson en “La Pasión de Cristo” o la energía y apego a la historia que lograron Roma Downey y su esposo Mark Burnett en “Hijo de Dios””, sentenció Herrera.

Vale destacar que el mismo Sleiman explica cuál es el final de esta serie anti bíblica: “Lo que hizo grande a Jesús, no fue su divinidad, sino su humanidad. Humanizarle a él y a la historia en la medida de lo posible es el objetivo de esta producción. En otras es etéreo, espiritual, el hijo de Dios. Yo no tenía que probar eso. Este Jesús sangra cuando le hieren, sufre cuando lo azotan. Vino a este mundo para ser un hombre más”.

“Dicho todo esto, “Quién Mató a Jesús?” se inscribe en la lista de los “documentos” ateos, antibíblicos y anticristianos a los que NatGeo ya nos tiene acostumbrados, y que no son otra cosa que meros intentos por desdivinizar a Jesucristo y minar la autoridad y veracidad de las Sagradas Escrituras”.

“El Jesús del libro homónimo de Martin Dugard y Bill O’Reilly “Quién Mató a Jesús?” es un filme espiritualmente vacío que más que un pretendido tributo (digno de Semana Santa) a la figura del Salvador de la humanidad, es una burla irreverente muy alejada de la verdad bíblica. Este Jesús que se nos vende en esta versión es un pelele, vacilante, temeroso, desconocedor de su razón de existir e inseguro de sí mismo y de la misión que vino a cumplir. En un burdo intento de despojar al Mesías de su naturaleza divina, NatGeo lo presenta como un judío atormentado por la ocupación romana, que disfraza sus arengas cargadas de odio y contenido meramente político con parábolas de corte religioso”, resaltó el teólogo Herrera.

Roger Casco Herrera: Autodidacta Bíblico, Esposo y Padre, un creyente apasionado por la causa de Cristo y la Doctrina Bíblica. Misionero Evangelista en el interior de su país, Predicador y Maestro Bíblico. También Fundador de Ministerios de Enseñanza e Investigación Cristiana ¿Quién es Jesucristo?; del Primer Monitor y Alerta Temprana sobre la Persecución a Cristianos de Honduras llamado “Cristofobia”; y del popular blog de noticias “Visión de Profetas”. Es conocido como apologista por su primer libro -considerado por LOGOS y la crítica: un estudio serio de alta erudición sobre el nombre de Jesús, que examina las teorías mesiánicas de nuestros días- “Su NOMBRE ¿Jesús o Yeshúa?”, y “Su NOMBRE 2 ¿Jehová o Yahveh?”.

Fuente: CristianoDigital.net

Continuar Leyendo
Advertisement

Televisión

Estrella de Disney en “Aladdin” dice adorar a Cristo

Su padre es el pastor principal de la Bridge Church. Naomi es cristiana y ha participado en actividades como misionera y en labores de evangelización.

Publicado

en

EE.UU.- La joven que interpreta a Jasmine en el próximo remake de acción en vivo de Disney de “Aladdin” una vez sirvió como líder de adoración en su iglesia en el Reino Unido. Mejor conocida por protagonizar como ranger rosa en el reinicio de los Power Rangers hace unos años, Naomi Scott es también una artista de grabación y fue una líder de adoración. De hecho, sus padres son pastores en la Iglesia Bridge en el Reino Unido.

En una entrevista el año pasado con HypeBae, Scott describió a Dios como la “máxima fuerza creativa”. “Crecer en la iglesia fomentó una espiritualidad interior que también me introdujo en el concepto de que la música tiene un significado más profundo”, dijo. “Siempre ha habido una conexión entre mi fe y darme cuenta de que la música puede tener un alma y un propósito, lo que finalmente ha afectado la forma en que me acerco al arte”.

Scott nació en Londres, Reino Unido. Es de origen afro–indio. Su madre, Usha Scott, es una india Gujarati de Uganda y su padre, Chris Scott, británico. Su padre es el pastor principal de la Bridge Church. Naomi es cristiana y ha participado en actividades como misionera y en labores de evangelización. Comenzó su carrera como cantante en la Bridge Church Youth Band. Asistió a la Davenant Foundation School y regularmente participó en los musicales de la escuela y producciones teatrales.

Fue descubierta más tarde por la cantante de pop británico Kelle Bryan de la banda de chicas Eternal, quien la contrató. Luego, Scott se fue a trabajar con los compositores británicos y productores de Xenomania.

La estrella de Disney, que ha utilizado su plataforma para defender a los cristianos perseguidos en el Medio Oriente, continuó diciendo que su papel como líder de adoración “directamente” dio forma a su visión del arte y la música.

Scott le dijo a The Huffington Post que ella “creció cantando en la iglesia en realidad”, tocando música góspel desde una edad temprana. En cuanto a su papel en la nueva película “Aladdin”, ella twiteó en octubre que está “bendecida” por interpretar el papel de Jasmine.

Le puede interesar: Mujer clínicamente muerta resucita en hospital tras oración

Continuar Leyendo

Televisión

Tim Allen dice sufrir censura en la TV por defender su fe

“No hay nada más peligroso, especialmente en el ambiente social de hoy, que un conservador simpático y divertido”, dijo Allen.

Publicado

en

EE.UU.- La industria del cine y la televisión es un sector que mueve mucho dinero y no simpatiza con la visión contraria al progresismo, según el experimentado actor cristiano Tim Allen.

Allen estuvo en el aire en 2017 con la comedia Last Man Standing por el canal ABC , una de las empresas bajo el paraguas del grupo Disney, e incluso siendo la segunda cadena más vista, la atracción fue cancelada.

Ahora, después de negociar con Fox y volver al aire, con más de 8 millones de espectadores en el primer episodio de la nueva estación, el actor decidió hablar de la industria detrás del escenario.

En una entrevista con el Washington Post, Tim Allen dijo que cree que sufrió una especie de persecución por defender la fe cristiana y los valores conservadores en su vida personal, así como en el trabajo.

La serie Last Man Standing muestra la rutina de una familia de clase media en los Estados Unidos, que sigue el cristianismo y experimenta las dificultades cotidianas. Con este perfil, Allen siempre se negó enfoques progresivos en el programa, lo que llevó a la cancelación por ABC.

“No hay nada más peligroso, especialmente en el ambiente social de hoy, que un conservador simpático y divertido”, dijo Allen. “Esa fue la cosa más peligrosa. Porque en el show vivo en una familia llena de mujeres que tenían opiniones diferentes. Mi personaje es un tipo de principios, que va a la iglesia y que defiende la ética”, explicó.

Allen, que siempre se presentó fuera de las pantallas como “un cristiano bastante comprometido”, también suele hacer reflexiones sobre dolor, sufrimiento y la soberanía de Dios. Una de las historias más recurrentes en el testimonio del actor es la historia de la muerte de su padre cuando tenía sólo 11 años de edad, y cómo esta pérdida personal influyó en su forma de ver al Creador“, que buscaba una relación con Dios desde que mi padre murió”, contó.

Le puede interesar: 6 maneras destructivas en que minimizamos nuestro pecado

[ Fuente: Washington Post ]

 

Continuar Leyendo

Televisión

‘Insatiable’ de Netflix se burla de cristianos y el Espíritu Santo

Más de 234,000 personas han firmado una petición de Change.org instando a Netflix a cancelar la serie

Publicado

en

Nínro Ruíz Peña

EE.UU.- Muchos espectadores de la serie ‘Insatiable’ -insaciable- de Netflix han pedido su cancelación en medio de acusaciones de vergüenza, pero un grupo conservador también está arrojando luz sobre sus constantes ataques a la fe cristiana.

Dirigida a un público adolescente, la primera temporada de 12 capítulos ha sido criticada por News Busters del Media Research Center  por promover “todo tipo de exploración de identidad sexual y de género entre menores y adultos por igual, a cuestiones liberales como el aborto”.

Calificado TV-MA  para ser “visto por adultos e inadecuado para niños menores de 17 años”, la serie trata sobre una ex adolescente con sobrepeso, Patty Bladell (ex estrella de Disney Debby Ryan) que se venga de los estudiantes que una vez la intimidaron. Después de perder 70 libras, la ahora flaca Patty ingresa al concurso Miss Magic Jesus Pageant en el cual el ganador se pondrá una “corona de espinas”.

En la serie, sin saberlo, Patty es filmada participando en actos sexuales con el hijo adolescente de su pastor dentro de una pequeña réplica del Arca de Noé en el patio de recreo de la iglesia. Pensando que está embarazada, el pastor Mike (el comediante Michael Ian Black) llama a Patty y su padre a su oficina para una reunión en la que da la noticia de que un posible ganador del concurso Miss Magic Jesus no puede estar embarazada, por lo que debe abandonar. La respuesta de Patty es asegurarle a su pastor que no se preocupe porque ha decidido abortar.

Varias historias LGBT también son prominentes en la serie, incluyendo a una estudiante transgénero y la mejor amiga de Patty, Nonnie (Kimmy Shields), quien descubre que tiene un enamoramiento obsesivo con Patty y eventualmente la besa. Más tarde, ella también besa a un chico, pero decide iniciar una relación lésbica con otra concursante en el concurso Miss Magic Jesus, que la golpeó en el baño de niñas. Después de ver la actuación sexual de su novia en el concurso, ella le dice con entusiasmo a su padre (que está sentado junto a ella en la audiencia) “esa es mi novia”. Él responde con una sonrisa aprobatoria y un abrazo paternal alrededor de su hombro.

“En lo que fue la escena más ofensiva de todo el show, el concurso Miss Magic Jesus comienza con los concursantes cantando una canción de adoración muy morbosa y sexualmente cargada que ni siquiera tiene sentido”, agrega News Busters.

El coro citado por News Busters dice: Vamos a viajar juntos, tu mano en mi corazón. Cualquiera que sea el clima, un amor tan fuerte. Hasta la vista. Muy difícil. Oh, Jesús, tú me llenas de todas las maneras. Dulce, dulce Jesús dentro de mí, te tengo en lo profundo de mi alma. Profundo, profundo, profundo en mi alma. ¡Sí! Oh, Espíritu, por favor cabálgame. Por favor, por favor, por favor, móntenme. Profundo, profundo, profundo en mi alma.

Dulce, dulce Jesús dentro de mí, te tengo en lo profundo de mi alma. Profundo, profundo, profundo en mi alma. ¡Sí! Oh, Espíritu, por favor cabálgame. Por favor, por favor, por favor, móntenme. Profundo, profundo, profundo en mí Hoooool … Padre. Creo que te amo.

“Pidiéndole al Espíritu Santo que ‘por favor, condúzcame … profundo, profundo, profundo en mi Hoooo … mi padre’ mientras hace movimientos y giros sexuales … ¿Qué se supone que significa eso, aparte de lo obvio? ¿insinuación?”, cuestionó News Busters. “Y tener chicas jóvenes y adolescentes suplicando a Jesús y al Espíritu Santo que tengan sexo con ellas es definitivamente sorprendente y completamente repugnante”.

Más de 234,000 personas han firmado una petición de Change.org  instando a Netflix a cancelar la serie porque “perpetúa no solo la toxicidad de la cultura de la dieta, sino también la objetivación del cuerpo de la mujer”. El autor de la petición publicó recientemente una actualización en la que agregó: “Resulta que la vergüenza no fue el único  problema con este programa”, y argumenta que la serie también hace “bromas sobre sexualidad, raza y abuso sexual”.

La creadora de la serie, Lauren Gussis, le dijo al Chicago Tribune  en una entrevista que aprovechó sus propias experiencias cuando fue intimidada en la escuela y que tuvo problemas por comer en exceso, y se ha sorprendido por la reacción negativa.

“El espectáculo trata tanto de querer que las cosas sean diferentes, y en el momento en que son diferentes, entonces quieres que sean diferentes otra vez. Así que creo que para mí, parte de mi trabajo es amar lo que es”, dijo Gussis al Chicago Tribune. “Elijo amarlo exactamente de la manera en que es porque me ha traído a este lugar en este día, que es exactamente donde tengo que estar”.

Le puede interesar: John MacArthur: “Racismo un problema en la iglesia evangélica”

[ Fuente: Christian Post ]

Continuar Leyendo
Advertisement

Redes Sociales

Advertisement

Más leídas