Connect with us

Teología

John MacArthur: “Las obras de Satanás son atribuidas al Espíritu Santo”

En la conferencia La Blasfemia Moderna Contra el Espíritu Santo él dice: “…parece no haber restricción en las cosas que se atribuyen al Espíritu Santo , una forma de percibir esto sería el verlo como un contraste con lo que vemos en Mateo 12″.

Avatar

Publicado

en

EE.UU.- Una video conferencia traducida al español del pastor y teólogo John MacArthur sobre “La Blasfemia Moderna Contra el Espíritu Santo” está generando mucha polémica entre los cristianos porque en ella MacArthur no sólo califica al movimiento pentecostal / carismático como “una iglesia falsa tan peligrosa como cualquier culto o herejía que haya asaltado al cristianismo”, sino que dice que en estas iglesias muchas obras de Satanás son atribuidas al Espíritu Santo.

El Dr. Eddie L. Hyatt un ministro experimentado del Evangelio, habiendo servido como pastor, maestro, misionero y profesor de teología en los Estados Unidos y Canadá y habiendo ministrado en India, Indonesia, Inglaterra, Irlanda, Suecia, Polonia y Bulgaria cuestionó a MacArthur en un artículo llamado: La falsa doctrina detrás de “Fuego Extraño” de John MacArthur”.

En dicha publicación Eddie L. Hyatt dice MacArthur tiene un “compromiso con la doctrina calvinista del cesacionismo, la creencia de que los dones milagrosos del Espíritu Santo fueron retirados de la iglesia después de La muerte de los apóstoles originales de Cristo. Esto, sin embargo, es una doctrina falsa que no puede ser sustanciada ni por la Escritura ni por la historia de la iglesia”.

Eddie L. Hyatt expresa ampliamente:

Aquellos que sucedieron a los apóstoles originales como líderes en las iglesias no mencionan una teoría de cesación. Por otro lado, dan testimonio claro de los dones milagrosos y las sanidades que ocurren en su día. Lo he documentado en mi libro 2000 Years of Charismatic Christianity, publicado por Charisma House.

Considere las siguientes citas de los padres de la iglesia reconocidos por los protestantes y los católicos como los sucesores legítimos de los apóstoles originales:

Justino Mártir (100-165): “Porque los dones proféticos permanecen con nosotros hasta el tiempo presente. Ahora es posible ver entre nosotros mujeres y hombres que poseen dones del Espíritu de Dios “.

Ireneo (125-200): “De la misma manera también oímos a muchos hermanos en la iglesia que poseen dones proféticos y por medio del Espíritu hablan todo tipo de lenguas. … Sí, además, como he dicho, hasta los muertos han resucitado y permanecieron entre nosotros durante muchos años.

Tertuliano (150-240): “Al ver que nosotros también reconocemos el carisma espiritual, o dones, nosotros también hemos merecido el logro del don profético … y el cielo sabe cuántos hombres distinguidos, por no hablar del pueblo común, Han sido curados ya sea de demonios o de sus enfermedades. ”

Novation (210-280): “Este es el Espíritu Santo que pone a los profetas en la iglesia, instruye a los maestros, dirige lenguas, da poderes y curaciones, hace maravillosas obras … y arregla los dones que hay del carisma; Y haciendo así la iglesia del Señor en todas partes, y en todos, perfeccionada y completa “.

Orígenes (185-284): “Algunos dan testimonio de haber recibido por esta fe un poder maravilloso por las sanidades que realizan, invocando ningún otro nombre sobre aquellos que necesitan su ayuda que la del Dios de todas las cosas, junto con Jesús Y una mención de su historia “.

Agustín (354-430): En su obra Ciudad de Dios, Agustín habla de sanaciones y milagros que ha observado de primera mano y luego dice: “Estoy tan presionado por la promesa de terminar esta obra que no puedo grabar todos los milagros que yo se.”

Estos testimonios demuestran claramente que los dones espirituales continuaron siendo comunes en la iglesia desde el Día de Pentecostés y hasta el comienzo del siglo IV. El erudito episcopal Morton Kelsey tenía razón cuando dijo: “Estos hombres eran muy conscientes de la lista de Pablo de los dones del Espíritu y lo que incluía. En ningún lugar sugieren que ninguno de ellos se haya ido.

En un apéndice titulado “Voces de la Historia de la Iglesia”, MacArthur busca fundamentar su doctrina de la cesación de la historia de la iglesia. Curiosamente, la primera cita que presenta es de Juan Crisóstomo (344-407), que se refiere a su ignorancia de los dones espirituales y su cesación. La razón por la que MacArthur comienza con Crisóstomo es que no hay evidencia de una teoría de cesación antes de este tiempo.

MacArthur cita a continuación la afirmación de Agustín de que las lenguas en Pentecostés eran un signo “adaptado a los tiempos” y había desaparecido. Pero lo que no menciona es que las opiniones de Agustín sobre este asunto cambiaron con el tiempo y que él más tarde abrazó plenamente el trabajo continuado del Espíritu Santo y Sus dones en la iglesia (véase la cita anterior). No obstante, los comentarios anteriores de Agustín fueron tomados por aquellos que no experimentaban dones espirituales y que usaban para justificar su experiencia, o la falta de ella.

John Wesley, el imparable estudioso de Oxford, renaciente y fundador del Metodismo, mostró su desdén por la doctrina de la cesación cuando escribió: “No recuerdo ninguna Escritura en la que se nos enseñe que los milagros debían confinarse dentro de los límites de la era apostólica O la época cipriota, o de cualquier período de tiempo, más o menos, incluso hasta la restitución de todas las cosas. “Después de leer un libro que defendía la continuación de los dones espirituales en la iglesia, Wesley escribió la siguiente declaración en el Diario de Juan Wesley:

“Estaba plenamente convencido de lo que alguna vez sospeché … que la gran razón por la cual los dones milagrosos fueron tan pronto retirados no era sólo que la fe y la santidad estaban casi perdidas, sino que los hombres ortodoxos secos y formales comenzaron incluso a ridiculizar Cualesquiera que fueran los dones que ellos mismos no tuvieran, y describiéndolos a todos como locura o como impostura “.

Comenzando con el amanecer del siglo 20, la iglesia ha visto una explosión de los dones milagrosos del Espíritu Santo alrededor del mundo. Iglesias viejas y nuevas están abrazando este trabajo dinámico del Espíritu en su medio, y este movimiento muy diverso ahora cuenta con más de 600 millones en todo el mundo y está creciendo a una tasa de 9 millones por año. Este movimiento pentecostal / carismático que MacArthur detesta es en realidad un cumplimiento de la profecía bíblica para Pedro, quien, al explicar las lenguas en el Día de Pentecostés, declaró:

“Y acontecerá en los postreros días, dice Dios, que derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, vuestros hijos e hijas profetizarán, vuestros jóvenes verán visiones, y vuestros ancianos soñarán sueños. Sobre mis siervos y sobre mis siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días, y profetizarán “(Hechos 2: 17-18).

Ruego a Dios que permita a John MacArthur ver lo que es obvio para muchos: que el movimiento pentecostal / carismático, aunque tiene muchas imperfecciones humanas, es una auténtica obra del Espíritu Santo…

En la conferencia La Blasfemia Moderna Contra el Espíritu Santo él dice: “…parece no haber restricción en las cosas que se atribuyen al Espíritu Santo , una forma de percibir esto sería el verlo como un contraste con lo que vemos en Mateo 12, por ejemplo, los líderes de Israel cometieron el pecado imperdonable… fue atribuir a Satanás la obra del Espíritu Santo… lo que está pasando hoy en día es lo contrario, están atribuyendo al Espíritu Santo la obra de Satanás, eso es lo que está pasando, Satanás está activo y vivo en el engaño… falsos milagros, mala teología, visiones falsas, sueños mentirosos, revelaciones falsas, maestros engañosos que están ahí por el poder, el dinero y la influencia… y la obra de Satanás está siendo atribuida al Espíritu Santo. Eso es una blasfemia grave…”

Continuar Leyendo
Advertisement

Teología

Líderes evangélicos critican “divinización de la ciencia” durante pandemia

En el documento, critican la politización del momento actual, los medios y la “divinización de la ciencia”.

Avatar

Publicado

en

NOTICIACRISTIANA.COM. – La Coalición por el Evangelio, una entidad religiosa que reúne a líderes evangélicos de diferentes partes Brasil, lanzó un manifiesto titulado: “Por la pacificación de la nación en medio de la pandemia”.

En el documento, critican la politización del momento actual, los medios y la “divinización de la ciencia”.

“Los medios de comunicación claramente no disfrutan de la credibilidad que alguna vez tuvieron. Fuimos testigos, incluso en aquellos días, de la triste politización y divinización de la ciencia “, afirman los líderes evangélicos sobre el escenario actual de la pandemia de Covid-19.

El manifiesto está firmado por 17 líderes religiosos de diferentes estados brasileños y de diferentes iglesias o entidades evangélicas, entre ellos:

La Primera Iglesia Presbiteriana de Recife, la Convención Bautista Reformada de Brasil, Visión Nacional para la Conciencia Cristiana, de Paraíba y el Seminario Martin Bucer, de São José dos Campos (Sao Paulo).

La organización también está preocupada por las consecuencias de las estrategias de contención pandémica adoptadas por los líderes políticos.

Degradación de la economía

“La estrategia para contener la propagación del virus planteó otro desafío importante, que son sus inevitables efectos secundarios sociales, el más obvio de los cuales es la degradación de la economía, que solo ha comenzado a recuperarse después de años de estancamiento”.

También les preocupan los problemas psicológicos y morales en este momento de cuarentena, como “el deterioro de la salud mental de muchos brasileños, el aumento de la violencia doméstica, el consumo de pornografía y las perversiones, como la pedofilia virtual o intrafamiliar”.

Ellos criticaron la escena política, debido a las luchas ideológicas. Afirman que esto “dificulta que los brasileños comunes vivan ‘una vida tranquila y mansa’, en oración, como nos dicen las Escrituras”.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM. -Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas y del mundo.


Continuar Leyendo

Teología

John Piper: Llamar a mujeres ‘pastoras’ es ‘engañoso e imprudente’

Los que hacen esto “están socavando la enseñanza del Nuevo Testamento sobre el liderazgo de la iglesia, incluso si tienen la intención de hacer lo contrario”, dijo el teólogo.

Avatar

Publicado

en

NOTICIACRISTIANA.COM. – El teólogo John Piper dijo que es “engañoso, imprudente y mal fundado” llamar a las líderes de la iglesia “pastoras” dijo en medio de un debate sobre el papel de la mujer en la Iglesia.

En un episodio reciente de su podcast, Piper, el fundador y profesor de desiringGod.org y de Bethlehem College & Seminary, respondió a un lector cuya iglesia está cambiando su visión de usar la palabra pastor para incluir a las mujeres.

La iglesia de los lectores declaró que Efesios 4:11 es el único lugar en la Biblia donde se usa la palabra griega para pastor, y que no tiene calificaciones específicas allí.

“Las mujeres podrían desempeñar ese papel y seguir estando bajo el liderazgo masculino y un consejo superior”, dice Piper “¿Pero este cambio de título estaría en línea con otras partes de la Escritura?”

Piper enfatizó primero que es “engañoso e imprudente usar la palabra pastor para mujeres en el ministerio”, y agregó que “el intento de decir que es más bíblico usarlo se basa en un malentendido sobre cómo funciona el lenguaje, así como en el supuesto uso de la palabra pastor en el Nuevo Testamento”.

Pastor y su significado

En inglés, la palabra pastor se entiende como “una persona con liderazgo oficial en la iglesia local que normalmente implica predicación y gobierno”, dijo Piper. Pero el Nuevo Testamento, escrito en griego, “no se usa la palabra inglesa pastor”, explicó, y agregó que el griego solo tiene una palabra para pastor y es: “poimēn”.

“Es muy engañoso decir que al aplicar la palabra pastor a los laicos, estamos recuperando el uso del Nuevo Testamento. Esto es muy engañoso cuando la palabra pastor ni siquiera aparece en el ESV (English Standard Version), y solo una vez en otras versiones”, dijo Piper.

“[No] no hay una sola palabra del Nuevo Testamento que corresponda al pastor como algo distinto del pastor, sino que la idea de pastorear en el Nuevo Testamento se ha asociado constantemente con el liderazgo de los ancianos y supervisores”, agregó.

También es “engañoso, imprudente y mal fundado usar la palabra pastor para no ancianos o supervisores” en la iglesia, porque comunica “que el oficio de pastor, como casi todo el mundo entiende en inglés, está ocupado adecuadamente por mujeres”, advirtió Piper.

También es “engañoso e imprudente y mal fundado usar la palabra pastor para no ancianos o no supervisores” en la iglesia, porque al hacerlo se comunica “que el cargo de pastor, como casi todo el mundo lo entiende en inglés, está debidamente ocupado por mujeres”, advirtió Piper.

“En otras palabras, creo que quienes argumentan a favor del uso de la palabra pastor para mujeres que ministran u hombres que no son ancianos o supervisores están socavando la enseñanza del Nuevo Testamento sobre el liderazgo de la iglesia, incluso si tienen la intención de hacer lo contrario”, concluyó.  


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Teología

Pastor: “No necesitamos teología de prosperidad, sino teología de cruz”

El pastor Hernandes Dias Lopes hizo una advertencia sobre los errores de la teología de la prosperidad.

Avatar

Publicado

en

NOTICIACRISTIANA.COM. – El pastor Hernandes Dias Lopes, líder de la Primera Iglesia Presbiteriana en Vitória, advirtió a los cristianos que tengan cuidado con la teología de la prosperidad.

“El Evangelio de Cristo habla de las buenas nuevas de salvación. Nos muestra a Jesús, el Salvador, quien es Cristo, el Señor. Nos cuenta sobre la remisión de los pecados, la vida eterna, las glorias del cielo”, dijo el pastor.

“Sin embargo, la teología de la prosperidad engaña a las personas con una falsa promesa de riqueza. Quitan sus ojos de la vida para crear expectativas de riqueza en este mundo”, agregó.

El pastor señaló además que hay una distorsión bíblica del principio de prosperidad por parte de algunos líderes religiosos.

“De hecho, quienes predican esta teología están obteniendo sus suministros y llenándose con las ofertas gordas que a menudo reciben a través de dispositivos atractivos”, continuó Hernandes.

“Estos predicadores a menudo crean verdaderos imperios económicos y viven en el lujo”.

Tesoros en el cielo

Finalmente, Hernandes destacó: “Lo que el mundo necesita no es la teología de la prosperidad, sino la teología de la cruz. Lo que el mundo necesita no son tesoros en la tierra, sino tesoros en el cielo. ¡Lo que el mundo necesita no son cosas, sino a Dios!

En julio pasado, el pastor también hizo una reflexión sobre los púlpitos brasileños que, según él, están “entregados a la teología de la prosperidad, a la confesión positiva, al sincretismo religioso, al curanderismo”.

“Los predicadores inescrupulosos, impulsados ​​por la avaricia, explotan la credulidad de la gente y arrastran a las multitudes a sus fortalezas para ofrecerles un remedio, un tranquilizante para sus deseos inmediatos, mientras al mismo tiempo evaden el nutritivo Pan de la verdad”, observó.

“Necesitamos volver al Evangelio. Prediquemos la cruz de Cristo. Necesitamos anunciar la salvación en Cristo, la remisión de los pecados, la vida eterna. ¡Ya extraño escuchar el Evangelio desde los púlpitos!”.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Más leídas