Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Connect with us

Teología

John MacArthur: “Racismo un problema en la iglesia evangélica”

Él dice nunca ha visto el racismo como un problema en ninguna iglesia evangélica auténtica

Publicado

en

EE.UU.- Continuando con su controvertida serie sobre el movimiento de justicia social entre los cristianos, el pastor John MacArthur dice que no tenía idea de que el  racismo era un problema en la iglesia evangélica hasta el surgimiento del movimiento de “justicia social” hace cuatro años.

Hace cuatro años, no hubiera creído posible que los evangélicos creyentes en la Biblia se dividieran sobre el tema del racismo. Como cristianos, nos unimos en nuestra afirmación del segundo gran mandamiento (‘Amarás a tu prójimo como a ti mismo’). Levítico 19:18 ). Por lo tanto, nos unimos en contra de cualquier atisbo de animadversión racial”, escribió  MacArthur, que dirige Grace Community Church  en California, así como The Master’s College y Seminary.

Si bien admite que el racismo es una “mancha en la historia estadounidense” con vestigios persistentes, MacArthur argumenta que la legislación de derechos civiles ahora protege la igualdad de derechos para todos los estadounidenses.

Él dice que si bien puede entender por qué los que están en la cultura secular lucharán contra el racismo bajo la bandera de la justicia social, no ve razón para que los evangélicos emprendan esa causa porque nunca ha visto el racismo como un problema en ninguna iglesia evangélica auténtica.

“Entiendo cuando las personas caídas y mundanas llenas de resentimiento arremetieron contra los demás de esa manera. No entiendo por qué los cristianos creyentes en la Biblia tomarían esa causa. Pensé que la iglesia evangélica estaba viviendo la verdadera unidad en Cristo sin importar la raza“, dijo MacArthur.

“Esa ha sido ciertamente mi experiencia en todas las iglesias en las que he participado, y también es lo que he visto en el mundo evangélico más amplio. No conozco ninguna iglesia auténticamente evangélica donde las personas sean excluidas o incluso irrespetadas porque de su etnia o color de piel”, continuó.

“Solo el último domingo por la noche, como todos los meses, recibimos alrededor de cien nuevos miembros en Grace Church. Fue otro testimonio del amor de Dios al cruzar todas las líneas étnicas, ya que el grupo estaba compuesto por hispanos, filipinos, chinos, ugandeses, nigerianos, mongoles, coreanos, ucranianos, armenios, lituanos, rusos, austríacos, personas de ascendencia árabe, así como estadounidenses blancos y negros”, dijo.

“Como cristianos, estamos reconciliados con Dios y unidos con Cristo. Comprender que la doctrina debe reconciliarse entre sí. Este es un énfasis principal en todas las enseñanzas de la Biblia sobre perdonar a los demás como Dios nos ha perdonado. Los cristianos no deberían ser los que se dividen por la raza en un ambiente de carga racial. Somos los pacificadores y los amantes de todos los hombres. No buscamos venganza. Perdonamos setenta veces siete”, dijo.

En su publicación anterior, MacArthur, que ha llamado al movimiento de justicia social una amenaza para el Evangelio, afirmó que abrazar el movimiento refleja una iglesia “completamente atrapada en los esfuerzos por complacer a la cultura”.

“La ‘justicia social’ (en el uso mundial de ese término) implica ideas políticas que se consideran sofisticadas, políticas de identidad, teoría racial crítica, la redistribución de la riqueza y otras políticas radicales o socialistas. Esas ideas se popularizaron y propagaron por primera vez en la academia secular, donde ahora se consideran como sabiduría recibida y se han convertido en una parte dominante de la cultura popular. Los evangélicos que persiguen la cultura son rezagados del partido de quienes defienden la ‘justicia social'”, escribió MacArthur.

Le puede interesar: Aline Barros acusada de despedir a cantante por asumir ser gay

[ Fuente: Christian Post ]

Continuar Leyendo
Advertisement

Teología

Papa Francisco acusado de herejía por 19 sacerdotes y teólogos

El pontífice católico fue acusado de herejía en una carta abierta al Colegio de los Obispos de la Iglesia Católica.

Publicado

en

VATICANO. – Un grupo de 19 sacerdotes y teólogos publicaron una carta abierta al Colegio de los Obispos de la Iglesia Católica acusando al Papa Francisco de “herejía”, considerada una de las más graves acusaciones que se pueden hacer a un clérigo.

En la carta, publicada en el sitio LifeSiteNews, los signatarios dicen que el Papa habría suavizado posiciones que van contra los mandamientos de la Iglesia Católica en diferentes asuntos. Hacen hincapié en que Francisco no tiene suficiente oposición al aborto, ha dado señales de apertura a los homosexuales y divorciados, y se ha acercado a los protestantes y musulmanes.

Este es otro signo del creciente enfrentamiento entre los católicos tradicionalistas (o ultraconservadores), insatisfechos con las declaraciones del Papa, y los partidarios del actual papado, según una observación de BBC News.

En 20 páginas de la carta, los signatarios dicen que tomaron “esta medida como un último recurso para responder a la acumulación de daños causados ​​por las palabras y actos del Papa Francisco a lo largo de varios años, dando apertura a una de las mayores crisis en la historia de la Iglesia Católica “.

Citan ocasiones como una conferencia celebrada en el Vaticano en 2015, en la que Francisco intentó relajar las reglas que impiden divorciados y personas en un segundo matrimonio de recibir la Comunión, una vez que la iglesia considera el matrimonio indisoluble y el nuevo matrimonio, un adulterio.

La carta también hace duras críticas documento papal “Amoris Laetitia” (alegría del amor), publicado en 2016, en la que Francisco pide una iglesia menos rígida y más llena de compasión por cualquier miembro “imperfecto”, como los divorciados y personas con segundo matrimonio.

Los acusadores también indican que el papa habría protegido o fue connivente con cardenales y obispos que estarían protegiendo abusadores sexuales o hasta cometidos abusos.

El documento todavía critica al Papa por haber dicho que las intenciones de Martín Lutero “no eran equivocadas” y por haber firmado un comunicado conjunto con luteranos en el que mencionaba los “presentes teológicos” de la Reforma Protestante.

La declaración que el Papa firmó en febrero, junto con un líder musulmán en Abu Dabi, también ha sido criticado en la carta. En la ocasión, el pontífice dijo que el pluralismo y la diversidad de religiones era un “deseo de Dios”, lo que irritó a conservadores católicos.

La acusación de herejía es raramente usada en la Iglesia Católica moderna, informa el reportero de la BBC, John McManus. Sin embargo, es una acusación seria, especialmente cuando se trata la la cúpula de la institución religiosa.

La acusación será juzgada por la Congregación para la Doctrina de la Fe, un departamento específico del Vaticano compuesto por seis cardenales, que evalúan “los delitos contra la fe y los delitos más graves cometidos tanto contra la moral como en la celebración de los sacramentos”.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Teología

Pastor denuncia que la sanación por la fe es como un “falso evangelio”

“Este hombre era un pecador, lo que significaba que su última necesidad no era la sanidad de Dios, pero la santidad delante de Dios “., dijo el pastor.

Publicado

en

EE.UU.- El pastor de la Iglesia Bíblica McLean, David Platt, denunció la sanación por la fe como un “falso evangelio” en un discurso en una conferencia evangélica, explicando que el verdadero evangelio es sobre Jesucristo perdonando los pecados.

Predicando en Marcos 2: 1-12, que registró la historia del evangelio de Jesús sanando a un paralítico que fue bajado de un techo a un hogar, Platt explicó que si bien el pasaje mostraba “dos necesidades urgentes” que Jesús abordó, las dos necesidades no estaban igual.

“La necesidad espiritual de este hombre era máxima. Más importante que incluso su parálisis física fue su malicia espiritual “, dijo Platt, y señaló que si bien el pasaje no dice si la parálisis se debió al pecado, fue evidente que” este hombre era un pecador, lo que significaba que su última necesidad no era la sanidad de Dios, pero la santidad delante de Dios “.

“Y esta es la última necesidad en todas nuestras vidas. Nuestra última necesidad nunca es física. Nuestra última necesidad es siempre espiritual”.

El pastor de Virginia cree que el Evangelio de Jesucristo no es “el evangelio que se predica en muchos lugares del mundo”.

“Mientras viajo por todo el mundo, hay tantos lugares donde se proclama un falso evangelio, que si crees en Jesús, serás sanado de todas tus enfermedades ahora”, explicó en la Conferencia Nacional de la Coalición del Evangelio en Indianápolis, Indiana, que tenía como tema “Conversaciones con Jesús”.

“Que, si confías en Jesús, estarás libre de tus enfermedades hoy. No es el Evangelio, porque el Evangelio es una noticia mucho mejor que esa”.

Platt argumentó que “nuestra última necesidad no es deshacernos de nuestros males, sino reconciliarnos con nuestro creador y esto es lo que Jesús ha venido a hacer”.

“El Evangelio no va a África y dice ‘confía en Jesús y tu VIH / SIDA desaparecerá. El Evangelio no va a América y dice: ‘Confía en Jesús y tu cáncer desaparecerá’”, continuó.

“El Evangelio se dirige a cualquier parte del mundo y dice ‘confía en Jesús y tus pecados desaparecerán'”.

Platt dijo que las personas necesitan un salvador que no solo tenga poder “sobre las enfermedades y los demonios”, sino más importante “alguien con poder sobre el pecado y la muerte”.

“Para todos los que confían en Jesús para el perdón de sus pecados, pueden saber que el cáncer no tendrá la última palabra. Los tumores no tendrán la última palabra. La enfermedad de Alzheimer no tendrá la última palabra. El Parkinson no tendrá la última palabra”, declaró Platt.

“El dolor no tendrá la última palabra. Los ataques cardíacos, las habitaciones de hospital y los cuidados paliativos no tendrán la última palabra. La muerte en sí misma no tendrá la última palabra porque ha sido derrotada por el Hijo del Hombre. Su nombre es Jesús y Él tendrá la última palabra”.

Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.

Continuar Leyendo

Teología

Nueva teoría revela que los dos crucificados junto a Jesús no eran ladrones

El estudioso concluye que los hombres crucificados en tiempo de Jesús eran judíos que se rebelaron contra Roma.

Publicado

en

Los Evangelios afirman que Jesús fue crucificado junto a otros dos hombres. Pero no dicen quiénes eran. Marcos y Mateo dicen que eran “bandidos” (en griego: lestés). Lucas los llama “malhechores” (kakúrgos). Y Juan solo habla de “otros dos”, sin más explicaciones.

Recientemente el teólogo Ariel Álvarez Valdez, contradijo las Sagradas Escrituras. Pues asegura que esa afirmación bíblica no concuerda con las investigaciones históricas.

Según Valdez supuestamente Poncio Pilato no ordenó que los supuestos ladrones se ejecutaran junto a Jesús. Tras afirmar que, en ese tiempo, los romanos sólo crucificaban a personas consideradas como rebeldes políticos, o revolucionarios sociales o subversivos.

Agrego que esa época en Roma sólo recibía esas condenas quienes estaban en contra del imperio romano, no los ladrones. En este sentido, el teólogo cita a Flavio Josefo, quien afirma que, a mediados del siglo I, la palabra griega “lestés”, adquirió otro significado.

“Eran revoltosos” asegura teólogo

El estudioso concluye que los hombres crucificados en tiempo de Jesús eran judíos que se rebelaron contra Roma. Por tal razón, concluye que los dos hombres crucificados con Jesús no eran ladrones sino revoltosos sociales.

El teólogo asegura que no existía ninguna relación entre los dos hombres y Jesucristo. Y preciso que Cristo lo condenaron por ser un subversivo político, rebelde y agitador social, de acuerdo a las Sagradas Escrituras.

“Es poco probable que varias personas condenadas el mismo día, a la misma hora, en el mismo lugar, por la misma causa, por el mismo gobernador y con la misma pena, no estén relacionados”, precisó el teólogo para el rotativo argentino.

Agrego que en Judea no había levantamientos políticos todos los días. Por tanto, no se puede suponer que eran perturbadores sociales de otra rebelión diferente a la de Jesús. Sin embargo, el teólogo concluye que los dos hombres eran discípulos de Jesucristo, porque lo condenaron de la misma forma y por el mismo delito.

De acuerdo con lo aportado por el teólogo, otro detalle que confirma el vínculo entre los dos hombres y Jesús es la manera en que fueron crucificados. Los cuatro evangelios coinciden en que Jesús fue colocado en el medio, mientras que a los otros dos los colocaron “uno a su derecha y otro a su izquierda” (Mc 15,27; Mt 27,38; Lc 23,33; Jn 19,18). ¿Por qué ubicarlos así? Jesús había sido considerado el líder de los otros dos, sus discípulos.

Otra duda que obtiene respuesta: ¿por qué insultaban a Jesús si supuestamente no lo conocían? Como parte de su movimiento, seguramente se sintieron desilusionados ante el fracaso del líder y protestaron indignados. “¿No eres tú el Mesías? Pues sálvate a ti y a nosotros” (Lc 23,39), le recriminó uno de los crucificados, es decir que no era un delincuente común que no conocía a Jesús, sino por qué le diría Mesías.

“Acuérdate de mí cuando vengas en tu Reino” (Lc 23,42) fue uno de los dichos de uno de los crucificados. Claramente, el hombre tenía confianza con Jesús y creía en sus palabras: estaba convencido de que Jesús era rey y que tenía poder para hacerlo entrar en su Reino.

A falta de saber su identidad (nombre y apellido), queda contestar por qué los evangelios nunca dijeron que los dos crucificados eran discípulos de Jesús. La respuesta es sencilla, según Álvarez Valdés. Entre los primeros cristianos se desarrolló la idea de la muerte salvadora de Jesús, de que Jesús había dado su vida por la humanidad y que su muerte en la cruz había sido redentora.

En consecuencia, la crucifixión se convirtió en el hecho central de su vida, y se le atribuyó un valor salvador único e incomparable. En este contexto, un Jesús muriendo por el Reino junto a otros compañeros, le hacía perder centralidad y exclusividad, según dice el teólogo católico.

Por eso la tradición olvidó pronto la identidad de esos dos discípulos, y se silenció toda referencia a ellos, dando la impresión de que había muerto solo.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – CLARIN, YAHOO NEWS, LOS ANDES – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo
Advertisement

Redes Sociales

Advertisement

Más leídas