Ateo gana miles de dólares gracias a la Biblia

El lanzamiento de la App ha dejado ganancias por más de 100.000 dólares anuales., aunque el creador de esta aplicación dice tener un dilema moral porque no cree en La Biblia y por otra parte gana mucho dinero

  • Ciencia y Tecnología    
  • 4 feb 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un desarrollador de Apps estadounidense decidió lanzar hace más de un año una conveniente aplicación para millones de cristianos en todo el mundo, se trata de La Santa Biblia que ya se ha convertido en un gran éxito en App Store.

El lanzamiento de la App ha dejado ganancias por más de 100.000 dólares anuales., aunque el creador de esta aplicación dice tener un dilema moral porque no cree en La Biblia y por otra parte gana mucho dinero.

A través de información del portal Business Insider, en febrero de 2012 Trevor McKendrick decidió montar un negocio siguiendo el ejemplo de su hermano, que ganaba de 8.000 a 10.000 dólares al mes vendiendo aplicaciones para el sistema operativo iOS de Apple.

McKendrick estudió el mercado y vio que todas las aplicaciones de la Biblia eran malísimas. Contrató a un programador rumano para crear una aplicación para los creyentes cristianos.

Al estrenar su nueva y mejorada aplicaciòn de la versión demostrativa en App Store el empresario comenzó a ganar de 5.000 a 6.000 dólares al mes. Según el blog de McKendrick, en su primer año con la aplicación obtuvo 73.034 dólares de ingresos netos, en el segundo año esa cantidad aumentó a 100.

134 dólares.

A pesar de que McKendrick dice que el dinero ha cambiado su vida para bien porque no tiene que pensar en los ingresos, admite que su floreciente negocio le preocupa por otro motivo: el aspecto moral. Siendo ateo, siente algo de culpa por ganar tanto dinero por la venta de un libro religioso en el que no cree.

Un reportero cuestionó al desarrollador ateo sobre vender productos en los que ni èl mismo cree y respondió lo siguiente:

“¿Qué pasaría si usted vendiera libros de ‘Harry Potter’ o ‘El señor de los anillos’ y le dijera a la gente que son reales? (…) Me sentiría muy mal por eso (…) Pero esa es realmente la situación en la que me encuentro vendiendo la Biblia”, explica.

A la pregunta de si sentir suficiente culpa para dejar su negocio, McKendrick responde que el dinero es demasiado atractivo y realmente lo necesita a día de hoy.