nav
Miércoles 18 de Octubre de 2017

Publican libro que busca persuadir que familias cristianas acepten la homosexualidad

La publicación de “A la familia”, coincide con la aprobación de la ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo en Nueva York, que se convierte así en el sexto estado del país en tener una legislación similar.

  • Libros    
  • 11 jul 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Denver.- Un profesor de ética y teólogo hispano propone en un nuevo libro que las familias cristianas acepten a las personas que abiertamente se declaren homosexuales a la luz de las enseñanzas bíblicas.

“Como latinos y latinas, sabemos lo que significa vivir en opresión. Lo vemos en las actuales políticas migratorias, en la discriminación en los lugares de empleo y en los prejuicios en contra de los hispanos en los medios”, dijo a EFE el Dr.

Miguel De La Torre, profesor de ética social y de estudios latinos en la Escuela de Teología Iliff en Denver.

“Pero defender la justicia no puede limitarse solamente a aquellos latinos o latinas que son como nosotros. También debe incluir a quienes son marginados dentro de nuestra propia familia”, resalta.

De La Torre, junto con el pastor metodista Ignacio Castuera y Lisbeth Meléndez Rivera, directora de Unid@s (organización nacional de defensa de los derechos de homosexuales latinos) publicaron “A la familia”, un libro bilingüe de 126 páginas que se distribuye gratuitamente en Internet con la meta de que “nadie quede excluido de la familia latina y nadie sea discriminado o abusado”.

El libro, dijo De La Torre, es “un intento de que los cristianos realmente vivamos las buenas noticias de nuestra fe. Este libro es una publicación pastoral escrita por y para el pueblo. De hecho, fue la gente quien en realidad escribió el libro al contactarse con nosotros por medio de llamados telefónicos y correos electrónicos”.

El proyecto fue patrocinado por Human Rights Campaign, National Gay and Lesbian Task Force, y Liga de Ciudadanos Latino Americanos Unidos (LULAC).

“Esta guía nos ayudará a expandir, integrar y crecer en nuestras comunidades y cruzar el mítico cisma que muchos creen que nos separa”, explicó Meléndez Rivera.

De La Torre opinó que cristianos deberían “abrirse a la posibilidad de leer la Biblia de otra manera”, recordando que ciertas enseñanzas que se creía provenían de la Biblia (como la esclavitud de ciertas personas o la inferioridad de la mujer) eran en realidad interpretaciones equivocadas de ese texto religioso.

“Las iglesias imponen al texto bíblico sus propios prejuicios”, opina el teólogo.

La publicación de “A la familia” coincide con la aprobación de la ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo en Nueva York, que se convierte así en el sexto estado del país en tener una legislación similar, pero también con el reporte de ocho asesinatos de homosexuales en los últimos 18 meses en Puerto Rico.
Con respecto a la situación en la isla caribeña, Rebecca Voelkel, directora de operaciones religiosas de la National Gay and Lesbian Task Force, consideró que se trata de una “tragedia” y lamentó que la violencia contra los homosexuales “se envuelva en retórica religiosa”.

“Tenemos que asegurarnos de que el amor y el respeto sean los frutos de nuestra comunidad de fe. A la familia es un paso muy importante para llegar a esa clase de mundo”, indicó.

Una joven latina de 19 años quien pidió ser identificada sólo como Ruth, dijo que “el mundo está cambiando muy rápido con respecto a los temas relacionados con la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero)”.

“La legalización en Nueva York de los matrimonios homosexuales va a tener grandes consecuencias inmediatas. Siento que en muchos casos la iglesia ignora lo que está pasando y se conforma con el mensaje simplista de amar al pecador pero no al pecado. En mi experiencia, esa mentalidad es una excusa para rechazar a la comunidad gay”, afirmó.

Ruth indicó que nunca siente temor de hablar de la lucha de la comunidad homosexual, pero, dijo “definitivamente varios de los miembros de la iglesia se sienten incómodos cuando hablo del tema”.

“Como profesor de ética y como teólogo liberacionista no tengo otra opción que expresar mi solidaridad con todos aquellos que sufren en nuestra comunidad y por las acciones de nuestra comunidad en contra de aquellos con cuya conducta no estamos de acuerdo”, finalizó De La Torre.