nav
Viernes 02 de Diciembre de 2016

30 mil jóvenes optan por la abstinencia sexual antes del matrimonio en Brasil

“Para mantener la perseverancia, tengo que entender y tener cuenta que esta elección me traerá una familia feliz para el futuro. Vale la pena esperar”, dijo Carlos André dos Santos, de 21 años.

  • Jóvenes    
  • 7 abr 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un grupo de jóvenes cristianos de Macapá –municipio de Brasil– decidió unirse al movimiento nacional ‘Yo Escogí Esperar’, que predica la abstinencia de las relaciones sexuales antes del matrimonio. El tema es parte de un seminario que se celebró en una iglesia evangélica ubicada en el centro de la capital. De acuerdo con la coordinación del seminario, más de 30 mil jóvenes se unieron al movimiento en Amapá, un estado brasileño.

El movimiento fue creado en 2011, -en el Estado del Espíritu Santo-, y recomienda a los jóvenes evitar las relaciones sexuales y los besos en la boca sin compromiso, y encuentros sin intención de casarse.

Los solteros o comprometidos que optaron por “esperar en Dios” dicen estar satisfechos y esperan una “relación madura” pues valoran los preceptos bíblicos. Debido a su elección, algunos jóvenes dicen que han sufrido un perjuicio.

Paula Castro, de 21 años, es la madre de una niña de tres años. Ella dice que tuvo una relación con un hombre antes de optar por la abstinencia. Según Paula, el perjuicio es porque las personas no conocen los principios del movimiento cristiano.

“He tenido experiencias con las relaciones que, lamentablemente, no duran, y cuando me uní al movimiento me di cuenta de la importancia de esperar en Dios para una persona que valora una relación seria. Muchos dicen que soy una joven, hermosa, que me identifico con muchas personas, pero ellos no entienden que se trata de una elección personal y espiritual”, dijo la joven.

El estudiante Carlos André dos Santos, de 21 años, dice que se unió al movimiento durante cinco años, después de tuvo problemas con sus novias anteriores debido a los amigos y la familia. Él afirma que no ha tenido ninguna relación sexual.

“Vi que muchos jóvenes se ven perjudicados por las malas relaciones, por lo que optaron esperar en santidad por una esposa. Para mantener la perseverancia, tengo que entender y tener cuenta que esta elección me traerá una familia feliz para el futuro. Vale la pena esperar”, dijo.

Según el pastor Ronaldo Junior, uno de los coordinadores del seminario ‘Yo Escogí Esperar’, el evento contó con una serie de conferencias, con temas de sexualidad.

“Es un movimiento que no cubre sólo a los evangélicos, sino también católicos que buscan noviazgo santo. Al joven se le imparte la palabra de Dios y espera a la persona adecuada para disfrutar de un momento tan especial”, dijo.

El movimiento: “Yo Escogí Esperar” es una movilización coordinada por la ONG Movilizando Brasil. La iniciativa fue creada en Vila Velha, Espírito Santo. La campaña cristiana guía a los adolescentes y jóvenes a planificar una vida sexual después del matrimonio. Más de dos millones de seguidores tienen en su página oficial en Facebook.