Fundan ministerio para defender el matrimonio entre un hombre y una mujer

Después de pagar la multa, Betty y Dick tomaron una decisión radical: cerraron su negocio y decidieron fundar el ministerio El Diseño Original de Dios. Su objetivo es defender el matrimonio tradicional, según publica el sitio web The Blaze.

  • Familia    
  • 31 jul 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

EEUU, IOWA.- Desde que la Corte Suprema de Estados Unidos decretó la legalidad del matrimonio homosexual, un número de personas han ido apareciendo en los medios de comunicación por negarse a ceder. A menudo son tratados como criminales porque se niegan a cumplir con la ley.

Sin embargo, la mayoría son sólo cristianos que se niegan a desobedecer lo que dice la Palabra de Dios. Recientemente, Aarón y Melissa Klein, propietarios de panadería Sweet Cakes en el estado de Oregón, se vieron obligados a cerrar su negocio después de negarse a hacer un pastel de bodas para una pareja gay.

Pero, tuvieron que pagar una fuerte suma de dinero.

El caso más reciente es la pareja Betty y Dick Odgaard, propietarios de Görtz Haus Gallery, una sala de eventos que reúne restaurante y floristería, donde se presentaron muchas bodas en la ciudad de Grimes, en Iowa. Durante 13 años, condujeron su negocio con éxito hasta negarse a alquilar el lugar para un matrimonio gay.

Lee Stafford y Jared Ellars, se sintieron ofendidos por la negativa y decidieron demandar a los Odgaard, quienes afirmaron que contradecía su creencia en el mandamiento bíblico. La pareja gay finalmente ganó una indemnización de cinco mil dólares.

Después de pagar la multa, Betty y Dick tomaron una decisión radical: cerraron su negocio y decidieron fundar el ministerio El Diseño Original de Dios. Su objetivo es defender el matrimonio tradicional, según publica el sitio web The Blaze.

Como primera acción contrataron el servicio de publicidad y colocaron un gran banner con un mensaje que dice: “El matrimonio =”, seguido por el dibujo de un hombre, un signo de más y la imagen de una mujer. Justo debajo de las imágenes aparece la frase: “Por favor, necesito que me ayudes con esto, firma: Dios”.

El primero de estos banners están siendo costeados por la pareja, pero su objetivo es recaudar dinero suficiente para poner un total de mil en todo el país.

Betty Odgaard explica que “muchas personas de fe necesitan que se les recuerde la palabra, y / o están profundamente confundidos acerca de este asunto”. El hecho de que se oponen al matrimonio gay se convierte en “equivalente a un crimen”, esto ha generado controversia entre muchas iglesias. “Tenemos que recordar a los fieles la verdad”, explica.

Su antiguo salón de eventos está siendo renovado y pronto será una iglesia. Por ahora la ley no puede obligarlos a realizar bodas gay en sus instalaciones.

Ella dijo que la decisión se produjo después de que habían sido presionados y calumniados por los activistas homosexuales en la región. Para ellos fue un cambio difícil, pero están convencidos de que obedecer a Dios, es más importante que mantener un negocio abierto.