Presbiteriano atraído por hombres, prefirió obedecer a Dios y decidió casarse con una mujer

Edwards decidió obedecer la Biblia y decidió casarse con Leeanne ahora esperan un bebé en julio.

  • Moralidad    
  • 13 ene 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

NPR.- Allan Edwards, pastor de una pequeña Iglesia Presbiteriana de Kiski Valley, Pennsylvania, ha llamado la atención de los medios por una polémica entrevista. En declaraciones a una emisora de radio, admitió que se siente atraído por los hombres desde la adolescencia, pero no se considera gay, pues él también tuvo relaciones con mujeres.

Edwards decidió obedecer la Biblia y decidió casarse con Leeanne ahora esperan un bebé en julio.

La mujer explica que aceptó los sentimientos de su marido, y compara la situación con parejas en las que otra mujer puede ofrecer peligro para la relación. Para ella todo hombre puede sentir atracción sexual por otra persona, pero lo que cuenta es ser fiel.

Criticado por su confesión pública, Edwards dice que ha sido víctima de los grupos pro-gay, que insisten en que “salga del closet”. Pero él dice que decidió luchar contra su atracción física por otros hombres con el fin de vivir de acuerdo con las enseñanzas del cristianismo.

A sus 31 años, dice que en la década de 1990 se dio cuenta de que estaba interesado en los hombres. “Fue un ejercicio muy claro que estaba en conflicto con mi fe”, dijo a la NPR.

Durante el tiempo que asistió al seminario, dijo que enfrentó muchos problemas porque temía ser condenado. Poco a poco recibió el apoyo de los cristianos a su alrededor. Dijo que pensaba en trabajar con una denominación que aceptara a los gays, pero entendió que la homosexualidad es un pecado.

“Estudié diferentes métodos para leer las Escrituras y todo se reduce a esto: Jesús nos acepta, pero no nuestro pecado. Si Jesús es quien dice ser, entonces debemos creer lo que él cree”, explica.

“Estudié diferentes métodos para leer las escrituras y todo se reduce a esto: Jesús nos acepta, pero no es nuestro pecado. Si Jesús es quien dice ser, entonces debemos creer lo que él cree “, explica.

Edwards dijo que siempre fue abierto con su esposa Leeanne al respecto y han decidido esto entre ellos. El hecho de que ella aceptó su lucha sólo hizo que el amor por ella creciera.

Después de unos años de lidiar con la situación, el pastor explicó que a pesar de que se ha sentido atraído por los hombres y las mujeres en el pasado, ahora está “físicamente, emocionalmente y espiritualmente atraído por mi esposa”.

Él cree que aunque la atracción física es importante en un matrimonio, no es la parte más importante y que la actividad sexual es “la mejor experiencia en el matrimonio entre un hombre y una mujer”.