nav
Viernes 20 de Octubre de 2017

Imán dice en Radio Suecia que es un deber matar aquellos que abandonan el Islam

Esta fue la respuesta de un imán de Rinkeby (Estocolmo) cuando se le permitió hablar en Radio Suecia, sobre qué debería hacer la gente contra los somalíes que se convierten al cristianismo

  • Persecuciones    
  • 19 sep 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

“Es deber de todo musulmán matar a aquellos que dejan el Islam”, esta fue la respuesta de un imán de Rinkeby (Estocolmo) cuando se le permitió hablar en Radio Suecia, sobre qué debería hacer la gente contra los somalíes que se convierten al cristianismo, publica la agencia Mohabat News.

El programa radial fue transmitido por el departamento somalí de Radio Suecia con amenazas de muerte contra los conversos. Posteriormente se emitió un segmento sobre un grupo de somalíes cristianos que habían llegado a la plaza de Rinkeby a evangelizar donde hay una mezquita, lo que provocó la ira de muchos musulmanes porque consideraron dicha acción como ofensa a su religión.

“Yo estaba allí cuando ellos estaban predicando sobre el cristianismo. También hablé con los chicos que se convirtieron”, dijo Mohamed Kenadid, el periodista que hizo el segmento.

Rinkeby, es un suburbio de Estocolmo, donde los somalíes viven y han sido evangelizados, sin embargo, los musulmanes dijeron que esto había sido una provocación ya que se realizó la evangelización durante el Ramadán.

Kenadid Mohamed, quien hizo el primer informe sobre los somalíes cristianos, dice que el imán interpreta el Corán, literalmente, lo que significa que no es posible convertirse de Islam.

Markus Arena, un pastor de la Comunidad Internacional de Rinkeby, estaba en la plaza cuando los somalíes cristianos estaban evangelizando. “Ninguno de ellos viven en Rinkeby, y creo que sería muy peligroso para ellos”, dice.

Dice que uno de los somalíes predicó durante 15 minutos, y después oró pero después varios de los asistentes comenzaron un intenso debate, antes de salir de la plaza. Sin embargo, los musulmanes se pusieron enojados algunos alegan que se había hecho fuera de la mezquita y era una falta de respeto hacia el Islam.